Y DE REMATE… De un enero gris a un enero negro

-Sí Dani, pero ya llévame a la casa, ándale, ya no quiero estar aquí.

-Hoy no será, hoy no.

Hace cuatro años ya. Recuerdo despertamos el año de manera muy complicada en la familia, después de terminar con las fiestas decembrinas, cerrando con la fiesta de fin de año, nos llegó en la familia un enero muy gris, no, más bien, un enero muy negro.

Nota completa click aqui...

Síguenos en nuestras redes sociales y comparte:
Facebook
Facebook
YouTube
Instagram
error: Contenido con derechos de autor