Turismo Electoral. El poético y político vuelo de las golondrinas

 

Hace unos días en redes sociales pude leer una publicación de una excelente amiga y gran periodista que hacía mención a un término muy a doc con el periodo vacacional de semana santa y que era turismo lectoral, el termino y aunque ya lo había leído en otros contextos me causo mucha risa sobre todo por haberse usado de manera muy correcta y precisa en tiempo y espacio.

 

Antes de entrar de lleno al tema me gustaría precisar el concepto de turismo el cual de acuerdo a la OMT (Organización Mundial del Turismo) establece que se entiende por turismo a los viajes y estancias que realizan personas en lugares distintos a su entorno habitual (al menos durante una noche y como máximo 365 días), por ocio, negocios u otros motivos. Si no se realiza pernoctación, se consideran excursionistas.

 

El concepto de turismo electoral puede utilizarse en dos vertientes, la primera de todos aquellos ciudadanos que, con el fin de beneficiar a un partido político, coalición o candidato cambian su lugar de residencia en un módulo del IFE durante el tiempo electoral y una vez emitido su voto vuelve a hacer su registro en su lugar de residencia habitual y en una segunda vertiente se les podría llamar así a los candidatos que utilizando la masificación del turismo en periodos de vacaciones se dan sus vueltitas a los diferentes destinos con el fin de hacerse ver y pescar algunos adeptos a su proyecto.

 

Nota completa click aqui...