Tecla 7/6 No basta un día en el calendario constitucional

Por decreto presidencial a partir del próximo 19 de noviembre y cada año se conmemorará en México el Día Nacional contra el Abuso Sexual Infantil.
Que bueno que halla tal pronunciamiento. Mejor que hubiera justicia y no simulación.
Hay hechos que han lastimado a Baja California Sur, a los sudcalifornianos. Y aún no se entiende por qué se heredó impunidad de la anterior administración estatal a la actual con los presuntos abusos de menores de edad en La Casa Hogar de Todos Santos, y otros casos incubados y que terminaron por hacer crisis en albergues como el de Santiago.
A los hechos que lastiman y ofenden a sudcalifornianos, sin embargo de nueva cuenta para los legisladores locales pareciera que bastara un pronunciamiento en la tribuna del Congreso y ya. Cuando ante los casos que nos sacuden con todo y pronunciamiento deberían de haberse plantado ante la Procuraduría General de Justicia del Estado no sólo para exigir justicia y ser solidarios con padres de familia ofendidos y la propia sociedad en general, sino también que se proceda contra la omisión y en su caso en contra de la complicidad que por igual contribuye al secuestro de la justicia,.
Héctor Jiménez, secretario estatal de Educación Pública, debe de tener conocimiento de lo sucedido en aulas por lo menos en la última década, con abusos a menores aquí mismo en Los Cabos.
Que bueno entonces que halla conmemoración contra el abuso sexual de menores, mejor sería sin embargo que el día fuera por hechos en la justicia y no mas impunidad.
Esto, porque si se trata de instituciones y días, de la ONU a la PGR hay pronunciamientos y toda una estructura por la niñez, pero en casos como las niños y las niñas de la noche en las inmediaciones de la Marina de Cabo San Lucas deberían de avergonzarnos como sociedad y por igual a los gobernantes. No basta el pronunciamiento institucional o estructural por la niñez, con los niños y niñas de la noche en la Marina de Cabo San Lucas pasan los años y sigue su suerte en el abandono como su propio destino. Eso, siempre exigimos mejores ciudadanos, pero sin asumir responsabilidades para forjarlos.
De acuerdo con mediciones de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) de 2014, México ocupa el primer lugar en todo el mundo en abuso sexual, violencia física y homicidios de menores de 14 años, consignó un despacho reciente de Apro.
No es casual tanta preocupación y su caso frustración social por lo expuesta a lo que está la niñez, a lo que l propio Héctor Jiménez, si o lo ha hecho debería de hacer una evaluación de las condiciones en las que s da la vigilancia y seguridad en escuelas y albergues, en los que se adolece de cámaras de vigilancia.
Sobre esta preocupación en la Ciudad de México acaba de hacer crisis los sucedido en la escuela Montessori Matatena:
La Secretaría de Educación Pública (SEP) y la Procuraduría General de Justicia capitalina, dieron un vuelco a la investigación contra el presunto abusador de varios menores en el colegio Montessori Matatena, al confirmarse que al menos tres niños sí fueron víctimas de abuso sexual.
La SEP conformó ayer un grupo integrado por las direcciones generales de Desarrollo de la Gestión e Innovación Educativa y de Acreditación, Incorporación y Revalidación, para realizar una investigación “rigurosa y exhaustiva”, y en apenas 24 horas entregó los resultados en la que reconoció errores y emitió recomendaciones.
De la investigación realizada por la SEP se desprende que la Dirección de Incorporación de Escuelas Particulares y Proyectos Específicos y la Supervisión de la Zona Escolar 110 de la Administración Federal de los Servicios Educativos de la Ciudad de México (AFSEDF), “no implementaron de manera oportuna ni eficiente ni rigurosa las medidas necesarias para garantizar el cumplimiento de las obligaciones en materia de protección y seguridad de los educandos”, señaló la dependencia en un comunicado.
La investigación, que se llevó a cabo luego de que Nuño (el secretario de Educación Pública) se reuniera ayer con padres de los menores afectados, también señala que “fue clara la laxitud, falta de pertinencia, pericia, sensibilidad y oportunidad” en el actuar de los servidores públicos competentes para atender una queja presentada por los padres el 8 de diciembre de 2015.
“Igualmente, fue evidente el incumplimiento contumaz de las disposiciones mencionadas por parte del colegio Montessori Matatena”, abundó la SEP. La dependencia informó que su comisión investigadora observó “debilidad” en los instrumentos y criterios para llevar a cabo las inspecciones porque no consideran aspectos fundamentales en la operación de los planteles relacionados con el actuar de los prestadores del servicio y su interacción con los alumnos, “lo cual es más grave aun tratándose de menores en edad preescolar”.
Ante ello, la comisión de la SEP emitió recomendaciones para “atender este indignante caso”, establecer mecanismos para mitigar las posibilidades de que suceda nuevamente y asegurar que la reacción de las autoridades educativas sea “eficiente, rigurosa y oportuna en el futuro”. SEP endurece sanciones.
Hasta aquí con el reporte de la SEP, y es que en las iniciales investigaciones al presunto abusador se le había considerado inocente hasta que vino el despeñadero.
Sin impunidad, es lo que se quiere. Viste un día en el calendario constitucional, pero mejor sería la justicia. Sin olvidos por la niñez.

Nota completa click aqui...

Síguenos en nuestras redes sociales y comparte:
Facebook
Facebook
YouTube
Instagram
error: Contenido con derechos de autor