Tecla 7/6 Pendejada política

Desde el vecino estado de Baja California se han prendido las luces de alerta a todo el país, por el mal precedente político que podría terminar en hacer rehén a la democracia de poderes que, sin importar que se conviertan en ilegítimos, trastoquen la voluntad expresada en urnas.

Es tan ruin lo que se pretende gestar desde el Congreso bajacalifornianio, con extender el período de dos años por el que fue electo para gobernador, el morenista Jaime Bonilla, que ahora en cualquier parte del país, la voluntad ciudadana soberana que se exprese en las urnas, podría quedar expuesta a la sumisión, ambición y descomposición del poder.

En Baja California se votó, el pasado 2 de junio, para un gobernador de dos años. Sin embargo 21 diputados de diferentes colores, al final de cuentas 21 ciudadanos, así de esas, se han pronunciado por que el mandato se extienda a cinco años.

Qué se tiene, entonces. Cualquier legislatura por supuestas atribuciones, y porque le da su reverenda gana, con tan mal precedente, en adelante podrá perpetuar en el poder a cualquier bodrio, sátrapa o en su caso, tomar decisiones ajenas a la voluntad popular.

Cómo pretender, lo que se dice, que valgan gorro, las elecciones. Tantos millones, cientos, miles de millones de pesos, que cuesta la democracia, el sistema partidista, para que unos cuantos decidan por si y ajenos a la sociedad.

No es correcto. Es una mentada.

Se va a elecciones para fortalecer la vida democrática y alentar un mejor destino para del país, sus comunidades, sus ciudades, sus municipios, los estados. No se va a elecciones para estar a un paso del autoritarismo.

El gobernador electo de Morena de inmediato debió de haber dado certeza democrática. Pero, la noche política ha seguido en el vecino estado.

Las reacciones de malestar se han dado por doquier. Tribuna de Los Cabos, advirtió en la edición de ayer en portada:

Estalla crisis política en el vecino BC. –La ampliación de la Gubernatura en Baja California de 2 a 5 años provocó una lluvia de inconformidades, acusaciones de extorsión, amenazas de expulsión de diputados del PAN y PRI y la advertencia de acciones de anticonstitucionalidad

Al caso, la noche del lunes pasado, diputados del PAN, PRI, PT, Movimiento Ciudadano, Morena, Transformemos y PRD, sumaron 21 votos a favor para aprobar la reforma.

Los diputados Jorge Núñez, del Partido de Baja California, y Andrés de la Rosa y Eva María Vásquez, del PAN, no asistieron a la sesión; mientras que un tercer panista, Miguel Osuna Millán, anuló su voto, citó un despacho de la Agencia Reforma.

Y por igual, ayer la Agencia Reforma deba cuenta de la postura de personajes políticos, como Cuauhtémoc Cárdenas, quien consideró que el Congreso de Baja California perdió legitimidad, luego que aprobó una reforma constitucional para prolongar a cinco años el periodo del Gobernador electo, el morenista Jaime Bonilla.

“El Congreso de Baja California ha decidido vulnerar orden republicano y democrático. Ofende inteligencia, cae en ilegalidad y pierde total legitimidad al prolongar de 2 a 5 años el mandato del Gobernador electo”, tuiteó.

Y de plano el excandidato presidencial planteó que “sanción para diputados locales que votaron por la prolongación de mandato, así como la desaparición del Congreso local de Baja California”.

A través de sus redes sociales, el michoacano advirtió que la prolongación de mandato abre riesgos de mayores ilegalidades y atropellos “al mandato democrático en toda la República”.

En otra expresión, la consejera del INE, Pamela San Martín, advirtió:

“El Congreso de Baja California viola el Estado de Derecho al ampliar el mandato del Gobernador electo Jaime Bonilla, pues es anticonstitucional, suprime decisiones jurisdiccionales y atenta contra la elección del pasado 2 de junio”.

“Que los ciudadanos voten algo en las urnas y sea un órgano ajeno, el Congreso local, el que cambie el sentido de la decisión de los ciudadanos, que fue una gubernatura de dos años, no de cinco, es inaceptable y viola el Estado de derecho”, señaló.

El actual gobierno estatal de Baja California ha sostenido que no validará la pretendida reforma. Pero, su rechazo para los 21 diputados locales de aquella entidad es un discurso de soledad en el desierto. La facultad la tiene el Congreso respectivo y van avanzando los días para que la concrete.

Que no sea, sin embargo, la última palabra.

Un mal precedente de unos cuantos, en contra de los millones que sí han llegado a creer en las urnas, como una opción de forjar un mejor destino.

Hoy, nos llega el canto de Alfredo Zitarrosa, en su Adagio en mi país: “…un solo traidor puede con mil valientes”.

Nota completa click aqui...

Síguenos en nuestras redes sociales y comparte:
Facebook
Facebook
YouTube
Instagram
error: Contenido con derechos de autor