Reflexiones cotidianas A trascender la era oscura

Que el dulce canto de la mañana refresque vuestra memoria, que la dicha de cada árbol, de todas las criaturas del bosque, todos los perfumes de las flores restauren la felicidad de tu alma. Que cada minuto, cada segundo eternice el amor en vuestro corazón; que cada respiro de este planeta, cada vibración del universo recuerde tu origen divino y rasgue el velo de la ignorancia. Que cada estrella, cada movimiento lunar, toda la dicha del universo entren a tu corazón y te conviertan en un caballero águila. Un águila que vuela en las alturas y percibe a lo lejos las sombras de los egos, los rastros oscuros de aquellas criaturas que roban la energía y te jalan al sufrimiento.
Estos son algunos deseos que os deseo a todos los seres sintientes de este planeta. A los que se han ido, a quienes viven en los desiertos de la desesperanza, en las garras de la angustia y el desaliento, en la tortura de sus apegos, en el contento superfluo y el falso amor. Sí, es navidad, en esta fecha afloran los buenos deseos de paz, amor, felicidad y prosperidad. Y que esos pensamientos, que son energía también, saturen todas las frecuencias de nuestro universo. Y en lugar de exhalar miedo, dolor, sufrimiento, pensamientos de tristeza, insatisfacción, resquemores, aversiones, emociones tóxicas y oscuras, seamos portadores de pensamientos luminosos, virtuosos, amorosos, de perdón, tolerancia y sanación.

Nota completa click aqui...

Síguenos en nuestras redes sociales y comparte:
Facebook
Facebook
Google+
Google+
http://www.tribunadelabahia.com.mx/reflexiones-cotidianas-trascender-la-oscura/
YouTube
Instagram
error: Contenido con derechos de autor