Reflexiones cotidianas Transformación y reformas

 

1ª Entrega

Existe la apreciación de que hay un divorcio entre la espiritualidad y la política, la economía u otras temáticas sociales. En realidad muchos grandes sabios y maestros han tocado estas temáticas pero no se les ha comprendido. Desde Buda que en su legado, las  Cuatro Noble Verdades y el Sendero Óctuple, pregonaba recomendaciones, principios y normas para ser un buen ciudadano. En el Bhagavad Gita, Krishna también estipulaba en las Cuatro Sendas del Yoga la manera correcta de vivir y servir. En el Antiguo Testamento cristiano, Moisés recibió los Diez Mandamientos de Jehová, el Señor de los Ejércitos. Jesús, en el nuevo testamento, aunque pregonó que su reino no era de este mundo, los fariseos le provocaron con maldad y astucia acerca de si  consideraba justo pagar tributo al gobierno. En Mateo 22, 15-21 se cita: 15 Los fariseos se reunieron entonces para sorprender a Jesús en alguna de sus afirmaciones. 16 Y le enviaron a varios discípulos con unos herodianos, para decirle: «Maestro, sabemos que eres sincero y que enseñas con toda fidelidad el camino de Dios, sin tener en cuenta la condición de las personas, porque tú no te fijas en la categoría de nadie. 17 Dinos qué te parece: ¿Está permitido pagar el impuesto al César o no?». 18 Pero Jesús, conociendo su malicia, les dijo: «Hipócritas, ¿por qué me tienden una trampa? 19 Muéstrenme la moneda con que pagan el impuesto». Ellos le presentaron un denario. 20 Y él les preguntó: «¿De quién es esta figura y esta inscripción?». 21 Le respondieron: «Del César». Jesús les dijo: «Den al César lo que es del César, y a Dios, lo que es de Dios».

Nota completa click aqui...

Síguenos en nuestras redes sociales y comparte:
Facebook
Facebook
YouTube
Instagram
error: Contenido con derechos de autor