Reflexiones cotidianas Sueños inconclusos

 

 

Todos o la mayoría sueñan cuando va a dormir. Algunos serán muy lúcidos, otros sólo absurdos, incoherentes, fragmentos de nuestra vida que se entrelazan pero sin un hilo coherente o simplemente aterradoras pesadillas donde salen a relucir nuestros demonios internos. Los primeros, los lúcidos son maravillosos, alucinaciones prístinas o proféticas o un conjunto de imágenes simbólicas o con códigos indescriptibles.

Algunos simbolismos o arquetipos suelen repetirse a través de esos sueños. Cierta ocasión soné que me encontraba en lo alto de una colina, cuya planicie era muy estrecha, me acompañaban dos personas más, una que aparentemente era un hermano y otra desconocida. Yo llevaba una cámara y estaba a la espera de un gran acontecimiento. Abajo, muy abajo se encontraba un destacamento militar. Estábamos a la espera de un fuerte acontecimiento. Hacia el sur se divisaba un pequeño pueblo y me llamó la atención que poseía unas cinco iglesias a pesar de que el número de habitantes era muy escaso, no más de una docena de familias.

Nota completa click aqui...

Síguenos en nuestras redes sociales y comparte:
Facebook
Facebook
Google+
Google+
http://www.tribunadelabahia.com.mx/reflexiones-cotidianas-suenos-inconclusos/
YouTube
Instagram
error: Contenido con derechos de autor