Input your search keywords and press Enter.

Reflexiones cotidianas Si dañas, me dañas

Cuántas veces actuamos inconscientemente y en ese estado generamos acciones que dañan a otros. Puede ser con un gesto, un grito, un golpe, un desprecio. No nos damos cuenta que al hacerlo nos estamos dando a nosotros mismos. Por eso dicen lo maestros: Trata a los demás como quieras que te traten. Si en nuestra vida ofendemos, robamos, mentimos, ofuscamos, depreciamos o dañamos, eso mismo nos lo estamos haciendo. Todo regresa como un boomerang.

En India existe este cuento de Parvati, la consorte de Siva, titulado si Dañas, me dañas.

Edición impresa digital aquí