Reflexiones cotidianas Reflexiones sobre Semana Santa

 

 

El simbolismo de Semana Santa ha cambiado con el paso del tiempo. Recuerdo en mi niñez, en mi pueblo se celebra con gran pasión la Muerte y Crucifixión de Jesús. Cargando una figura de Jesús, el Cristo, se teatraliza el recorrido de la pasión y Muerte de Jesús, con sus tres caídas y la muerte final. Todos los preparativos que se celebran se hacen con mucha solemnidad y, sobre todo, con sufrimiento y tristeza y esa energía se irradiaba en todo el pueblo de tal manera que esos días me parecían grises y tormentosos.

Sin embargo, estas representaciones que las iglesias, sobre todo las católicas, realizan de Jesús están muy limitadas. Sólo se detienen a reverenciar al Jesús histórico, no al gran Cristo en qué él encarnó. No murió, bien lo sabemos y sigue vivo ahora como un gran Cristo universal y cómo él han venido muchos otros cristos. Samael Aun Weor menciona que entre los persas, Cristo es Ormuz, Ahura Mazda, el terrible enemigo de Ahriman (Satán) que llevamos dentro. Entre los indostanes es Krishna el Cristo, y el Evangelio de Krishna es muy semejante al de Jesús de Nazaret. Entre los tibetanos Cristo es “Kwan-yin”, la Voz melodiosa, el Ejército de la Voz, el Gran Aliento, el Sol Central, el Logos Solar, el Verbo de Dios. Entre los egipcios, Cristo es Osiris, y todo aquel que lo encarnaba era, de hecho, un Osirificado; Hermes Trismegisto es el Cristo Egipcio, el encarnó a Osiris… Así podríamos citar al Cristo Cósmico en millares de libros arcaicos y viejas tradiciones que vienen de millones de años antes de Jesús. Todo esto nos invita a aceptar que Cristo es un Principio Cósmico contenido en los principios sustanciales de todas las religiones.

Nota completa click aqui...

Síguenos en nuestras redes sociales y comparte:
Facebook
Facebook
Google+
Google+
http://www.tribunadelabahia.com.mx/reflexiones-cotidianas-reflexiones-semana-santa/
YouTube
Instagram
error: Contenido con derechos de autor