Input your search keywords and press Enter.

Reflexiones cotidianas Música y gobierno

La música es una combinación perfecta de sonidos y silencios; la armonía y la sutileza de los ritmos que expresan los distintos estados de ánimo que acompañan al hombre. Quien tiene una percepción más desarrollada del oído puede captar esos ritmos y movimientos del sonido y los puede expresar, bien a través de un instrumento o medio de su propia voz o combinando ambas.

Todo en la vida es continuo movimiento de ritmos y sonidos. El término música tiene su origen del latín “musica” que a su vez deriva del término griego “mousike” y que hacía referencia a la educación del espíritu. En todo caso, la música es el arte que consiste en dotar a los sonidos y los silencios de una cierta organización. El resultado de este orden resulta lógico, coherente y agradable al oído. La palabra agradable al oído es diferente a cada persona. Lo que para uno es bello, armónico, para otros será terrible o desastrosa. No es lo mismo degustar música de un Beethoven, por ejemplo, que de una banda estridente o ruidosa. Eso dependerá de su desarrollo estético y sonoro, inclusive espiritual.

Edición impresa digital aquí