Reflexiones cotidianas Los estados interiores

 

 

Nuestra vida se desenvuelve en diferentes esferas y cada día enfrenta diversas situaciones, algunas agradables, exitosas, amorosas, otras de sufrimiento, dolor, angustia o fracaso. Dependiendo de nuestro estado interior es como las enfrentamos o resolvemos, puede ser con éxito, en amor y si sufrimiento o golpeados por esos oleajes de la vida.

Nuestros estados interiores también están correlacionados con nuestros estados de conciencia. Si mi conciencia es de lo más bajo, con menos del tres por ciento de conciencia desarrollada, me veré golpeado por cada uno de los eventos del exterior. En nuestro estado interior se encuentran las preocupaciones, angustias, depresión, superstición, miedo, sospecha, dudas, la auto consideración o bien estados de satisfacción, gozo, felicidad, sabiduría. Dependiendo de ellos se va a definir la manera en cómo enfrentamos esos eventos exteriores. Si mi estado de ánimo es de miedo, depresión, ira, intolerancia, insensatez, así, con ellos, responderé a cada evento o situación proveniente del exterior.

Un hombre que ha trabajado internamente y ha desarrollado un poco de conciencia, ha empezado a despertar del letargo en que ha estado, puede combinará sabiamente los estados interiores con los acontecimientos exteriores. Como la mayoría de la gente desconoce esta verdad viven en el sufrimiento y cada vez que le ocurre algo negativo, como por ejemplo que le despidieron del trabajo será atrapado por el miedo, la ira, o la angustia y perderá energía inútilmente. Pensarán que la suerte no les favoreció y han perdido la oportunidad de ser felices.

Nota completa click aqui...