Reflexiones cotidianas Las máscaras de la ira

 

 

Todos hemos experimentado el enojo o ira, en diversas ocasiones y con distintos niveles, gradientes o matices. Algunos nos hemos acostumbrado a este rasgo psicológico, que más que emocional es psicológico. Sí, porque muchas corrientes, sobre todo psicológicos sólo lo perciben y definen como una emoción humana totalmente normal y por lo general, saludable. Y consideran que sólo cuando perdemos el control de esta emoción y se vuelve destructiva y puede ocasionar muchos problemas en el trabajo, en las relaciones personales y en la calidad general de vida.

Otras corrientes incluso sostienen que el enojo, siendo poderoso y negativo, nos puede servir como nuestro maestro. El enojo nos puede enseñar quiénes somos realmente, qué es importante para nosotros y la manera de lidiar con la adversidad y la frustración. Podemos aprender del enojo, y en el proceso, manejarlo no sólo a él sino también a nosotros mismos. En verdad se  quedan cortas y hasta enmascaran al verdadero ocasionador del enojo, que es el ego. El ego de la ira.

Nota completa click aqui...

Síguenos en nuestras redes sociales y comparte:
Facebook
Facebook
YouTube
Instagram
error: Contenido con derechos de autor