Reflexiones cotidianas La verdadera meta de la vida

 

 

La mayoría de la humanidad se traza algunas metas a alcanzar en la vida, tales como tener una casa, una linda o lindo esposo, hijos, dinero, negocios, poder o fama, viajar. Pero tales metas sólo son temporales, mundanas o materiales. Pocos, muy pocos se proponen otro tipo de metas en la vida, tales como ser una persona sabia, virtuosa, inteligente, compasiva, amorosa, iluminada. Uno de los grandes maestros que me han inspirado en esta vida es el sabio Salomón, el hijo de David. Luego de que muriera su padre y él tomara el liderazgo de las dice tribus de Israel, cuando tuvo contacto con Jehová, con el gran Padre, no le pidió grandeza o poder, sólo sabiduría. Y el Gran Padre se lo concedió y con ello pudo gobernar con inteligencia y logró consolidar esa gran nación, aunque al final tuvo sus yerros, como cualquier humano.

Una persona con sabiduría tiene el don de trascender todas las tempestades de la vida sin ser tentado o atraído por las pasiones o la vanidad. Se despoja de toda vanidad y se convierte en un siervo de la humanidad. Ve a todos con compasión y amor y les apoya en su desarrollo personal. Quien es sabio, no se alimenta del ego, lo elimina. Quien es sabio, hace sabio a los demás. Quien es sabio, conoce a Dios. Pero pocos buscamos la sabiduría como meta. Buscamos conocimiento, ser más inteligentes, pero conocimiento no es lo mismo que sabiduría. Los sabios buscan la verdad Suprema.

Nota completa click aqui...

Síguenos en nuestras redes sociales y comparte:
Facebook
Facebook
Google+
Google+
http://www.tribunadelabahia.com.mx/reflexiones-cotidianas-la-verdadera-meta-la-vida/
YouTube
Instagram
error: Contenido con derechos de autor