Reflexiones cotidianas La elocuencia del silencio

La palabra silencio posee diferentes significados. Cuando éramos estudiantes los maestros nos imponen guardar silencio. Silencio significaba no hablar, sólo estar escuchando y comprendiendo los mensajes del profesor. Si nuestros padres estaban charlando con adulto, si por error interrumpíamos esa conversación, recibíamos tremenda reprimenda. Nos decía que cuando los mayores platican, los hijos deben, por respeto, guardar silencio. Como no había muchos aparatos como la televisión, internet o los celulares, el silencio era mayor, menos ruido, ajetreo, estridencias.

El periodista español Pedro Serrano Ortiz afirma que en estos tiempos de cháchara, liviandad y estridencias, el silencio es una bendición, un bálsamo. Escasos son los que saben cuándo hablar y cuándo callar; raros los que saben usar los silencios; pocos los que se atienen a las reglas de cortesía necesarias en una buena conversación, diálogo, tertulia o debate. Pocas veces se tiene en cuenta el valor del silencio para una escucha considerada y activa.

Nota completa click aqui...

Síguenos en nuestras redes sociales y comparte:
Facebook
Facebook
Google+
Google+
http://www.tribunadelabahia.com.mx/reflexiones-cotidianas-la-elocuencia-del-silencio/
YouTube
Instagram
error: Contenido con derechos de autor