Input your search keywords and press Enter.

Reflexiones cotidianas La desconexión II

Las antiguas humanidades estaban conectadas con todo lo que le rodeaban; con el agua, el viento, los ríos, mares, bosques, con la madre tierra. De esas conexiones sólo quedan algunos resquicios en la memoria colectiva a través de mitos y relatos. En ellos se habla de los elementales del agua, fuego, tierra, aire y con distintos nombre en las diferentes y antiguas tradiciones. Elfos, hadas, gnomos, salamandras, ondinas, nereidas, nahuales, entre otros. En esas épocas los hombres podían conversar con estos seres que sí existen, aunque en otra dimensión. Existen personas que pueden percibir y hasta dialogar con esos elementales.

En la América precolombina se cuenta del nahuales son conocidos como “brujos”, seres que pueden cambiar su forma humana en animales. Son personas o seres que tenían la habilidad de presentarse en la forma de un animal. Esto sólo lo podían realizar personas que manejaban  niveles altos de vibración y energía y por ende podían materializar una forma de pensamiento hecho de material etérico.

Edición impresa digital aquí