Reflexiones cotidianas El arrepentimiento y la culpa

En nuestra vida enfrentamos muchos retos, obstáculos, fracasos, errores como quiera llamarle. Algunos nos han marcado  de por vida. Otros les llaman pecados a estos errores. Si alguien comete una infidelidad y como en su interior algo le dice que eso que cometió es un problema grave, este se puede sortear de diversas maneras. Con cinismo o con arrepentimiento. Aquel que es cínico puede repetir ese error tantas veces como sea necesario y puede que no sienta  ningún arrepentimiento.

Decía el pensador Chino Confucio: “El hombre que ha cometido un error y no lo corrige, comete otro error mayor.” Pero los cínicos es posible que no lo vean así, simplemente aceptan que esa es su naturaleza, se consideran unos verdaderos donjuanes o conquistadores de damas y eso les inflama su orgullo. A pesar de eso, vuelvo a citar a Confucio: “No existe un solo hombre, que estando al tanto de sus defectos, los apruebe en su interior.” Es verdad, porque en nuestro interior está nuestra psique, nuestra esencia, cuya naturaleza es divina y no la lujuria, ira u orgullo. Pero como está sometida a esos egos no tiene la voz fuerte para detener a ese hombre infiel y lujurioso. En el fondo sabe que sus actos son incorrectos, pero pesa más el deseo de la lujuria, que su arrepentimiento.

Nota completa click aqui...

Síguenos en nuestras redes sociales y comparte:
Facebook
Facebook
Google+
Google+
http://www.tribunadelabahia.com.mx/reflexiones-cotidianas-el-arrepentimiento-y-la-culpa/
YouTube
Instagram
error: Contenido con derechos de autor