Reflexiones cotidianas El acto o defecto de discutir

Algunas personas somos muy propensas a discutir, discutir sobre cualquier  tema, no importa que no sepamos de la materia en cuestión. Hemos desarrollado el hábito de meternos en discusiones y controversias innecesarias. Esto se nota más en el plano político, pero también sucede en las pláticas habituales o cotidianas.

En India, a este hábito le llaman Takika Bhuddi, discutir demasiado. Las personas que han adquirido este hábito o vicio no pueden permanecer tranquilos ni por un minuto y buscan las ocasiones para discutir acaloradamente. Están usando su centro intelectual, el racional, centro que les impele generar polémica, controversias debido a que un ego requiere energía. Puede ser el ego del orgullo, de la razón, de la envidia, de la prepotencia, de la intolerancia. Muchas veces discutir demasiado no sólo crea enemistad y hostilidad, también se gasta mucha energía en ello.

Nota completa click aqui...

Síguenos en nuestras redes sociales y comparte:
Facebook
Facebook
Google+
Google+
http://www.tribunadelabahia.com.mx/reflexiones-cotidianas-el-acto-o-defecto-de-discutir/
YouTube
Instagram
error: Contenido con derechos de autor