Reflexiones cotidianas  En busca de la liberación

 

 

 

Esta tierra es una cárcel y por más que queramos participar en mil batallas para lograr nuestra libertar, transformarnos en émulos del Che Guevara o de Camilo Cienfuegos, Ho Chi Ming, no encontraremos esa ansiada libertad. Este planeta está gobernado por la logia negra, por legiones de egos o demonios que controlan la psique humana.

Son los incontables velos que nos impone Maya para que no veamos, para seguir dormidos. Velos como los anhelos, el deseo, la avaricia, los instintos, los impulsos y necesidades sexuales nos tienen encadenados. Si nos descuidamos Maya pondrá un velo tras otro. Y como explicaba en la entrega anterior,  todos esos velos tienen que ser desgarrados.  Sólo podremos  liberarnos de Maia a través del conocimiento o Vida.

En las enseñanzas antiguas o gnósticas se instruía a los alumnos a saber escuchar al logos, al Cristo Interior. Se les entregaban los conocimientos para aprender el  arte de entrar en el camino del conocimiento interior, no del conocimiento libresco o intelectual. Sólo de esa manera nadie les perseguirá, ese conocimiento les libertará porque la gnosis es el camino de la libertad. Por esos los maestros sostienen que la tierra es una cárcel, no hay forma de escapar y la única manera de escapar es convirtiéndonos en luz. El despertar no puede ser colectivo, es personal e intransferible. No habrá ningún despertar colectivo, no es el guion de una película de Hollywood; el despertar es personal. Sólo se salva aquel que tiene el conocimiento, no se puede trascender mediante la ignorancia, ese conocimiento es el que salva, ilumina.

Nota completa click aqui...

Síguenos en nuestras redes sociales y comparte:
Facebook
Facebook
Google+
Google+
http://www.tribunadelabahia.com.mx/reflexiones-cotidianas-busca-la-liberacion/
YouTube
Instagram
error: Contenido con derechos de autor