Prevención ante todo “Delito & Violencia”

Desde tiempos inmemoriales, cuando la humanidad se agrupó, se ha vivido y sufrido el fenómeno criminal, en toda sociedad en distintas épocas se han padecido los estragos de la delincuencia. Hasta cierto punto es normal que el delito exista, de hecho este siempre acompañará a las sociedades con la existencia de la humanidad misma, sin embargo en estos tiempos donde el delito ha tenido un acelerado, brusco y brutal crecimiento, el fenómeno criminal ha mutado y se ha vuelto dinámico. El hombre a través de la historia ha buscado las formas mediante el control social de mantener el delito hasta cierto punto controlado, tan es así que podría llevarme varias columnas escribiendo acerca de la historia del delito en el mundo. Pero específicamente viene a mi mente en la etapa de la historia del derecho penal la época de la venganza privada, la cual se explica de la siguiente forma:

“En esta etapa fue el impulso de la defensa o la venganza ratio essendi (razón de ser) de todas las actividades provocadas por un ataque injusto. Durante esta época, la función punitiva la ejercían los particulares, pues cada particular, cada familia y cada grupo se protege y se hace justicia por sí mismo, sin embargo, debido a los excesos cometidos por los ofendidos al realizar su “venganza”, surgió lo que se conoce como la ley del talión, que no fue otra cosa, sino una medida moderadora, pues sólo se le reconocía al ofendido el derecho de causar un mal de igual intensidad al sufrido. Fue poco después que nació la compensación, mediante la cual se autorizaba para que ofendido y ofensor, nombrasen representantes que moderaran los reclamos recíprocos y acordaran la cantidad del castigo”.

Esto viene a colación por la situación que hasta el día de hoy pareciera que las personas necesitan ver sangre o muerte para sentir que se hace justicia, lo que se acaba de vivir en el puerto donde policías dieron muerte a un presunto ladrón, en el que además de dejar evidenciado que no tenían ni la más mínima idea de cómo manejar la situación, de la falta de preparación y capacitación en el manejo de este tipo de crisis, la falta de coordinación y sobre todo de las estrategias básicas de sometimiento, que incluso le costó una herida de bala a uno de sus propios compañeros,  también quedó en evidencia la falta de ética con la actuaron diversos medios de comunicación al transmitir incluso en vivo el asesinato del presunto ladrón en manos de la policía, así mismo las personas que tienen acceso a las redes sociales en su gran mayoría haciendo comentarios de agrado por la muerte de esta persona, aplaudiendo el actuar de los policías e incluso alegrándose de la situación.

Esto es preocupante porque aunque el Alcalde de la ciudad salga y diga que actuaron en defensa propia, lo cierto es, que si se analiza cuadro a cuadro los videos esto no parece de esa forma, con este hecho no puedo evitar pensar en manos de quién está descansando la seguridad de nuestro puerto, incluso no se me quita de la mente la imagen del policía con una tabla en la mano moviéndola frente al presunto delincuente como desafío, reto o quién sabe qué pensaría en ese momento (pero que en una situación de este tipo estaba totalmente fuera de lugar), por donde lo veamos esta no es la forma de dar solución al grave problema de inseguridad por el que pasamos en nuestro país.

El reglamento de la Policía Preventiva y Vialidad  para el  municipio de Puerto Vallarta, Jalisco es muy claro en cuanto a las obligaciones de los policías municipales, pero también es cierto que es obligación que estos reciban lo necesario para poder realizar su trabajo, como capacitación por ejemplo. Los tiempos están cambiando y estamos involucionando, vamos en retroceso y por eso mencionaba la etapa de la venganza, porque pareciera que hoy se debe dar muerte al presunto criminal para sentir que se nos hace justicia, ¿pero en qué tipo de sociedad nos vamos a convertir? ¿qué queremos enseñar a los más pequeños? nos hemos ido desensibilizando y hemos normalizado la violencia, eso no nos hace crecer como sociedad, al contrario, nos quejamos del delito, del delincuente, pero a la vez lo fomentamos de mil y un formas, nos quejamos de las autoridades cuando estas actúan de la forma en que no nos conviene, pero queremos a la vez que nos cuiden y estén ahí cuando los necesitemos.

En materia de crecimiento social y eliminación de la violencia, disminución del delito, nos falta demasiado por trabajar, por hacer, por investigar, proponer, realizar, pero el cambio inicia desde acciones concretas, con el valor de realizar las cosas de forma distinta, siendo así, la prevención uno de los caminos no solo para trabajar en evitar las causas del delito, sino también para poder resocializar aquellas conductas que son dañinas para la sociedad, no pierdo la esperanza que como sociedad poco a poco logremos dar el paso que sigue para el desarrollo, crecimiento y fomento de la paz social, es momento de empezar a hacer las cosas de forma diferente, si aplaudimos la violencia hoy, si queremos ver la sangre derramada, que no nos extrañe si el día de mañana esa sangre nos alcanza y nos mancha las manos.

Les deseo un excelente inicio de semana, que pasen felices fiestas con sus personas queridas, diviértanse y cuídense.

Marisol Madero Plascencia

marisol_madero@hotmail.com

Nota completa click aqui...

Síguenos en nuestras redes sociales y comparte:
Facebook
Facebook
YouTube
Instagram
error: Contenido con derechos de autor