Input your search keywords and press Enter.

PERISCOPIO La relación obrero patronal a la mexicana

Se establece como tal la que existe entre un patrón y un trabajador al que le retribuye económicamente por su trabajo. El patrón bien puede ser una persona física o una moral; una empresa, una sociedad. El trabajador puede ser indistintamente de su sexo quien entrega PARTE de su tiempo realizando las actividades que le son indicadas.

Esta relación fija anticipadamente una cantidad de tiempo diario, semanal, periódico en el que recibirá el beneficio del tiempo que el trabajador desarrolle para el patrón, igualmente estipula el importe y plazo en el que se pagará por ese trabajo diario, semanal, mensual, etc. Convenidas así las partes por medio de un escrito o contrato firmado y aceptado se inicia la relación obrero-patronal entre ambas. Hay muy variados casos en que se limita a ser verbal dicha relación y puede legalmente proceder con la formalidad de ser válida, aunque con algunas limitaciones.

Ambas partes presuponen una serie de valores y conceptos un tanto intangibles que se deriven de dicho trabajo como calidad, volumen, entrega, superación, seguridad, honradez, garantía, motivación, etc.

Edición impresa digital aquí