Pensamientos dichos… en voz alta Nuestro México, donde toda consulta causa honorarios

Jorge L. López Ramos

A mis años, hablar de buena memoria, quizás sea un acto de soberbia o de buena fe, según lo quieran ver, sin embargo, no recuerdo en mis pocos o muchos años de vida, un presidente de la república que, sin entrar en funciones constitucionales, sea capaz de tener encima, para bien o para mal, a la prensa nacional e internacional, a la mayoría de la sociedad, a empresarios, y que se olvide por completo que aún hay un presidente en funciones (o que se dedica a dar funciones) y a un gabinete a los cuales hay que pedirles cuentas de sus actos hasta el último día de su mandato.

Andrés Manuel López Obrador, AMLO o El Peje como usted guste llamarle, es un raro fenómeno político y social que ha sabido posicionarse, gracias a una larguísima campaña electoral, entre el gusto de las masas populares y no populares, su singular carisma, que gusta a algunos y disgusta a otros, es su sello personal, Andrés Manuel es del tipo de personajes públicos que se han dedicado de tiempo completo a la política, no se le conoce otra actividad, situación que es controversial porque se sabe que en esta actividad hasta lo que no cuesta tiene un precio.

Su singular carácter y temperamento calificado, lo han hecho, en más de una ocasión, perder el control sobre sus actos y sus ideas, situación que sus enemigos políticos (él no tiene adversarios) aprovechan con singular alegría para hacer de sus errores un muy comercialobjeto de consumo, su forma de expresarse poco ortodoxa, sus escándalos muy discretos, sus declaraciones sensacionalistas, las cuales parecen en ocasiones haber sido sacadas de un manual de ocurrencias, han logrado desquiciar a los mercados internacionales y el también al poco valor de nuestra triste moneda.

Fueron múltiples sus promesas hechas en campaña (porque no eran propuestas), algunas pensadas y razonadas, pero la enorme mayoría dictadascon un sentido populista, con un único objetivo de allegarse de votos, de adeptos, de simpatizantes que le hicieran, como lo hicieron, llegar al poder tan ansiado y anhelado desde hace ya muchos años.

 

Es común que los ciudadanos que aspiran a un cargo de elección popular se preparen para competir en un proceso electoral, pero son pocos, muy pocos lo que se preparan para gobernar una ciudad, su idea de gobierno esta basada en un imaginario, en un montón de promesas y de ideas que creen poder hacer, pero que se caen a pedazos cuando llegan al poder, cuando se dan cuenta que mucho de lo prometido es imposible realizarlo, cuando se enteran de que hay sistemas de planeación, instituciones y sobre todo presupuesto asignado.

 

Me queda claro como los comentarios,nacionales e internacionales, reiteren una y otra vez, que en este gobierno el mayor enemigo de López Obrador es el mismo López Obrador, esto no es del todo cierto,(aunque tampoco es él su mejor amigo), el mayor enemigo del ahora presidente electo es el imaginario social creado por la ciudadanía, esa idea de un ser superior, un mesías que acabaría con toda la corrupción y el abuso de la clase gobernante, ese ser omnipotente que lograría poner orden en un evidente desorden nacional.

 

El tema principal, que hasta ahora ha abanderado el gobierno electo, es el del aeropuerto, la eterna promesa de someter a consulta casi todas las grandes decisiones que moldeen el desarrollo nacional, es sin duda una muy mala manera de decidir nuestro futuro, se dice que en política la forma es fondo y aquí hay que dar análisis a dos situaciones fundamentales, primero ¿porque precipitarse a consensar una decisión?, ¿porque no esperar a tomar protesta como presidente constitucional para hacerlo, para ejercer todo el poder del estado y decidir correctamente?, y segundo ¿por qué hacer un ejercicio como ese carente de una metodología real y seria?  ¿por qué no permitir que un tema así lo validaran instituciones academias del país?, se debe de entender que hay asuntos de orden público que deben ser consultados en privado con especialistas y tomar la decisión, lo demás que se haga es mero populismo.

Someter a consulta el asunto del aeropuerto debe de entenderse como un acto que conlleva a la responsabilidad de decidir por el mismo camino, todas los temas que afecten o beneficien a los mexicanos, y no hacerlo solo con aquellas decisiones que beneficien al gobierno de López Obrador, debemos de pensar entonces que pronto tendremos consultas sobre los precios de la gasolina, la energía eléctrica, la canasta básica, los puestos de gobierno para saber a quién se asigna en ellos, el salario mínimo, los presupuestos asignados a la educación, a la salud, etc, o ¿esos temas si se verán en privado y solo nos darán el resultado de su decisión?.

El presidente electo debe de comprender los tiempos en los que vivimos, tiempos en los que no se puede gobernar consultando para todo a la ciudadanía, perdiendo el tiempo recibiendo cualquier cantidad de comentarios sin valorni fundamento real, cuando la ciudadanía asiste a las urnas lo hace dando un voto de confianza al candidato de su preferencia para que tome las decisiones que crea pertinentes para el futuro del país, pero asumiendo también , las responsabilidades que esto conlleva, al Presidente electo se le dio ese voto de confianza para que gobernara esta nación y fue una de las votaciones más copiosas de la historia, por ello debe de asumir su responsabilidad de decidir y asumir las consecuencias que de esto se deriven.

Vivimos en el seno de una sociedad despierta, viva, consiente y valiente, la clase política, los gobernantes deben entender que la opinión pública, en estos tiempos debe de ser tratada con un enorme respeto y una especial sensibilidad, con la alternancia de gobierno se buscan cambios que beneficien el modelo de desarrollo de la nación, se deben de entender que vivimos bajo un esquema global cada vez más competitivo y comparativo, y sobre todo, no se debe de lucrar con una herramienta democrática y de participación ciudadana, para el golpeteo político, si hay mano negra o negocios turbios en todo esto, pues que se investigue y encarcele a los culpables, eso sí sería un cambio, sino solo podemos entender que la consulta solo es por los honorarios, pero claro estos son solo pensamientos dichos… en voz alta

Nota completa click aqui...

Síguenos en nuestras redes sociales y comparte:
Facebook
Facebook
Google+
Google+
http://www.tribunadelabahia.com.mx/pensamientos-dichos-en-voz-alta-nuestro-mexico-donde-toda-consulta-causa-honorarios/
YouTube
Instagram
error: Contenido con derechos de autor