Input your search keywords and press Enter.

La vida es el mejor regalo que puedes tener.

El presente es un regalo, es lo que tenemos aquí y ahora. Por ello se le llama presente por ser un obsequio de nos ofrece la vida. Aunque a veces nuestros días parecieran ser autómatas y mecánicos, debemos agradecer todos los días ese regalo que se nos ha dado para disfrutarlo, y a eso se le llama vivir el presente. Para abordar este tema consultamos la opinión de Gutemberg Dos Santos, promotor de la cripto economía y especialista en desarrollo personal. Actualmente comparte su visión de emprendimiento y liderazgo a empresarios y emprendedores, enfocándose en que las personas desarrollen su propia fórmula de éxito.

“Si queremos vivir el presente comencemos por no dar tanta importancia al pasado y dejar de la lado la incertidumbre del futuro”

Es muy común terminar el día con un sabor de vacío y en casos extremos no encontramos sentido a lo que hacemos. Gutemberg Dos Santos dice que esto se debe a que definimos la felicidad como una meta alcanzar y no le damos cabida a que éste presente en el aquí y en el ahora. Esta ausencia de felicidad en cada cosa que hacemos nos orilla a caminar sin disfrutar y vivir nuestro presente. Cada día es diferente y único por esta razón son especiales. Si queremos vivir el presente comencemos por no dar tanta importancia al pasado y dejar de la lado la incertidumbre del futuro, porque sencillamente ninguno de los dos existe ahora, sólo el presente.

Para más información visita: www.gutembergds.com

Si no tenemos las ataduras del pasado y del futuro, nuestro presente tendrá más sabor y significado. Entre más conscientes estemos de nuestro presente estaremos más seguros de cada paso que damos, y cada acción que ejecutemos estará lleno de sentido porque realmente disfrutamos y vivimos con atención cada momento.

Gutemberg Dos Santos nos ofrece algunas recomendaciones para aprender a vivir hoy por hoy, sin ataduras e incertidumbres.

  1. Sorprendete de todo. No pierdas tu capacidad de asombro. Aprende a maravillarte por lo que pasa a tu alrededor, no pierdas de vista los detalles que para otros pueden parecer vanos y sin importancia. Asombrate de los acontecimientos que pasan a tu alrededor sin perder de vista el lado positivo.
  2. Aprende a mirar a los ojos. Cuando converses con alguien pon mucha atención a cada palabra y siempre mirando a los ojos. Después trata de retroalimentar de forma positiva lo que te han compartido.
  3. Agradece lo que tienes y lo que eres. No compares tu vida con la de los demás, aprende a valorar cada cosa que poseas. Recuerda que eres único y que cuentas con el potencial suficiente para alcanzar tus metas. 
  4. Despierta tus sentidos. Medita cada día y despierta cada sentido de tu cuerpo. Hazte consciente de tu respiración, del sentido del gusto, del olfato y del tacto. Disfruta un buen baño, come algo que te guste, siente la textura de las cosas, camina descalzo y respira profundamente.
  5. Desprendete del pasado. Aprende a dejar atrás todo aquello que te ata al pasado y no te permite avanzar, el pasado ya no existe y no puedes hacer nada para cambiarlo. Lo único que tienes hoy es tu presente y lo que hagas aquí y ahora definirá tu futuro.

Para más información visita: www.gutembergds.com

Edición impresa digital aquí