La Entrega

“Lo peor que nos puede pasar es que tenemos que morir, y puesto que ya es nuestro destino inalterable, somos libres. Los que lo han perdido todo ya no tienen nada que temer.”.

–Don Juan Matus.

 

Recordó esos ojos enormes y profundos, que lo miraban con intensa melancolía; afuera la nieve caía con parsimonia sobre el bosque; el ruido del tren se amortiguaba en una colcha de blanco fulgor difuminado por la tarde. Su mano apretaba la suya con callada desesperación, consciente del adiós.

Recordó también una mañana de su infancia, en que la luz del sol bañaba el mundo y le daba el brillo de una catedral; el aire puro, pleno de libertad y misterio, la sensación de estar ahí por primera vez.

Recordó la calidez del hogar, la serenidad apacible de sus padres, el aroma del café, los días en las aulas, la promesa secreta de la ciudad; las tardes lluviosas cuando iba al cine, las carreteras, la sensación narcótica de unos labios sobre los suyos, el brillo de una mirada, la sonrisa genuina, de gusto, como de bebé, feliz porque llega la persona amada.

Nota completa click aqui...

Síguenos en nuestras redes sociales y comparte:
Facebook
Facebook
Google+
Google+
http://www.tribunadelabahia.com.mx/la-entrega/
YouTube
Instagram
error: Contenido con derechos de autor