La ciudad imaginada Espacios públicos invadidos

Una de las riquezas de las ciudades son los espacios públicos, esos sitios abiertos y de acceso libre que pueden ser visitados a cualquier hora del día y bajo cualquier condición y en donde se lleva a cabo la convivencia y el encuentro humano.

Desde que los seres humanos encontramos conveniente vivir en comunidad (hace unos diez mil años), nos vimos en la necesidad de separar las actividades privadas (la casa) de las públicas (la plaza, el mercado, el templo). En el Apocalipsis, que es el primer libro de la Biblia, ya se mencionaba esta distinción entre el espacio individual y colectivo.

En las civilizaciones mesoamericanas, los espacios públicos tenían funciones simbólicas y escenográficas con el objetivo de engrandecer las pirámides y templos importantes. Eso se puede percibir en Teotihuacán, donde la Plaza de la Luna precede y engrandece a la pirámide del mismo nombre. Y la continuidad visual se extendía al territorio contiguo por la Calzada de Los Muertos. 

Nota completa click aqui...

Síguenos en nuestras redes sociales y comparte:
Facebook
Facebook
Google+
Google+
http://www.tribunadelabahia.com.mx/la-ciudad-imaginada-espacios-publicos-invadidos/
YouTube
Instagram
error: Contenido con derechos de autor