Justicia, no Vendettas

“En la venganza el más débil es siempre el más feroz”.

— Balzac.

 

Al poco tiempo de que Carlos Salinas de Gortari asumiera la presidencia, ordenó un operativo contra Joaquín Hernández Galicia, “La Quina”, dirigente sindical de Pemex. El ejército lo atrapó y lo refundieron en la cárcel. Muchos pensamos que ese sería el primer golpe contra la corrupción sindical del país, pero no fue así: se trató de una vendetta personal contra La Quina por haber apoyado al acérrimo opositor de Salinas, Cuauhtémoc Cárdenas, y de una maniobra del entonces presidente para “legitimarse” y dejar atrás, mediante un golpe de mano, las sospechas de fraude.

Cuando Ernesto Zedillo asumió la presidencia, se desencadenó una investigación que llevaría a la cárcel a Raúl Salinas de Gortari, acusado de enriquecimiento ilícito (y a quien Peña al llegar hizo que le devolvieran “sus” millones de dólares). Muchos creímos que si habían detenido al hermano del expresidente ahora sí se irían en serio contra los corruptos. Otro error: se trataba de una revancha contra Salinas, motivada por fricciones políticas; entre ellas, haberle encasquetado “el error de diciembre” a Zedillo; la corrupción siguió intacta.

Nota completa click aqui...

Síguenos en nuestras redes sociales y comparte:
Facebook
Facebook
Google+
Google+
http://www.tribunadelabahia.com.mx/justicia-no-vendettas/
YouTube
Instagram
error: Contenido con derechos de autor