JUSTICIA CIEGA Narcomenudeo y medidas cautelares

 

 

Parte 3 de 3

 

Pues la finalidad de la posesión de dichas sustancias es un elemento o dato de prueba más, del hecho que la ley señala como delito, y ante su ausencia hay insuficiencia probatoria, y en términos del artículo 130 del Código Nacional; es decir que aún prevalece la obligación de la carga de la prueba para el Ministerio Público, para sostener que la posesión de dichas sustancias, era con alguna de las finalidades a que se refieren los artículos 194 y 195 del Código Penal Federal; es decir las de siembra, Producción, transporte, trafico, comercialización, suministro aun gratuitamente o prescripción de alguno de los narcóticos, sin la autorización correspondiente.

Ya que el solo hecho de que la cantidad del narcótico materia de la posesión, sea igual o superior a la que resulte de multiplicar por mil el límite establecido en la tabla prevista en el numeral 479 de la Ley General de Salud, no es suficiente para tener por acreditada de forma automática la finalidad, que como elemento subjetivo específico exige el tipo penal previsto en el artículo 473 fracción I de la Ley General de Salud, es decir una acción material de Comercio, a través de la venta, compra, adquisición o enajenación de algún narcótico.

Nota completa click aqui...

Síguenos en nuestras redes sociales y comparte:
Facebook
Facebook
Google+
Google+
http://www.tribunadelabahia.com.mx/justicia-ciega-narcomenudeo-medidas-cautelares-3/
YouTube
Instagram
error: Contenido con derechos de autor