Hacerse a la mar, su pasión

TRIBUNA DE LA BAHÌA

Puerto Vallarta Jal.-
Desde muy chico el mar siempre fue su pasión, ver las embarcaciones en su natal Mazatlán lo hacían desear tripularlas y cuando lo consiguió, Roberto López Aispuro realizaba largos viajes de hasta 22 días sin estar en tierra pero conociendo otros puertos del mundo.
Originario de Mazatlán, Sinaloa, Roberto López Aispuro estudió en la escuela Náutica Mercante de Mazatlán, la carrera de Piloto Naval e Ingeniero Geógrafo posteriormente realizó exámenes para conseguir otras categorías hasta llegar ser capitán de marina.

Nota completa click aqui...

Síguenos en nuestras redes sociales y comparte:
Facebook
Facebook
YouTube
Instagram
error: Contenido con derechos de autor