Félix y Reno Pérez: Un legado gastronómico “sport bar” que se extiende

 

Puerto Vallarta, Jal.- El restaurante y bar deportivo “El Torito” es una marca ya consolidada en Puerto Vallarta, que además es una empresa familiar que se extiende y crece, pues don Félix Pérez ha legado a su hijo su experiencia en el ramo a su hijo Reno, cuya fusión ha permitido crecer y esta semana inauguran su primer sucursal en Marina Vallarta. Por eso es interesante conocer la semblanza de padre e hijo.

Hombre de convicciones firmes, proyectos exitosos y que apuesta mucho por un Vallarta de primer mundo, es don Félix Pérez Castillón dueño de “El Torito Sports Bar & BBQ House”. El restaurante número uno en la preparación de costillitas bbq. Tradicional para muchos vallartenses que a diario lo visitan. Ubicado en viejo Vallarta (Venustiano Carranza 243, Emiliano Zapata) es portador de grandes experiencias culinarias y los más vistos eventos deportivos del mundo. A palabras Don Félix, lo que él nunca pensó que se convertiría en algo tan exitoso, se encuentra orgulloso de poder ceder la dirección general del tradicional restaurant y la próxima apertura de la segunda casa de “El Torito” en Marina Vallarta. Extrañando el Vallarta de antes, no deja de seguir trabajando por uno mejor. Comprometido con siempre brindar un servicio de primera clase a los comensales.

-¿Cómo inició en el mundo de los restaurantes?

-En 1980 mi hermano David Pérez abrió un restaurante de nombre “Georginas” pero no tuvo éxito y me lo dejó a mí, yo le cambié el nombre a “El Torito”. Solo había 10 mesas. Un día común y corriente pasaron dos americanos, que ahora son amigos míos de Texas, me pidieron que les pusiera el súper bowl, a partir de ese día se me llenó el negocio con la transmisión de deportes.  Seguido de eso contraté a un chef de Canadá que fue el que me dio la receta de las costillitas bbq. Poco a poco comenzó a crecer el negocio.

 

-¿Ha sido difícil el caminar con El Torito?

-Sí, como no, pero estoy muy satisfecho. Han sido muchas horas de trabajo y me encanta.

-¿Cuál ha sido la mejor experiencia que ha tenido en el restaurante?

-Hay muchas. Recuerdo cuando mi mamá y yo abrimos las puertas por primera vez, ella siempre fue la que siempre me impulso a ser mejor, fue una gran satisfacción. También recuerdo cuando cumplimos 25 años y hoy ya vamos para 35.

El señor Pérez Castillón recordaba sus inicios en el transcurso de la entrevista. Contaba que no ha sido fácil el caminar pero no imposible, mientras tomaba un cappuccino caliente. Mirando al horizonte, justo en el momento en el que se mete el sol, ya que estábamos sentados en una de las mesas que albergará su nuevo restaurante en el malecón de la marina, volaban las imágenes mentales de un Vallarta tranquilo en cual se podían hacer muchas cosas sin miedo a la inseguridad.

-¿Cómo se imaginaba que iba a ser su restaurante con el paso de los años?

-Hemos ido evolucionando con todos los cambios. Ya no son los tiempos de antes en los cuales uno podía regar la calle sin problema. Nunca me imaginé que El Torito fuera a cambiar tanto, mi hijo, Félix Reno Pérez Ponce,  lo ha ido adecuando a lo que nos han pedido los clientes. También hemos estado usando la tecnología, antes recuerdo que estaban las antenas parabólicas. Todo evoluciona.

-¿Hay un platillo que le guste mucho, a parte de sus costillitas?

-Sí, mis hamburguesas, me encantan. Una de mis favoritas es la “NBC” que lleva carne molida de res con queso, tocino, champiñones, aros de cebolla capeados.

-Cuando abrió su negocio, ¿cómo veía a Vallarta?

-Donde estaba el torito antes era una lavandería de mi mamá y en ese tiempo era un ranchito, había lugares típicos. Me tocó que fueran al restaurant Elizabeth Taylor y George Samuelson, como que si fueran personas cotidianas. Todo era muy tranquilo. Ahora en el viejo Vallarta hay muchos edificios, no pensaron bien las cosas, son demasiados. 

-¿Cree que afectó el cambio de pueblito a ciudad?

-Creo que le ha quitado algo, pero seguimos trabajando por Vallarta.

-¿Cuál cree que sea la esencia de Vallarta?

-Su gente, sin duda. Siempre tienen una sonrisa en su rostro y cualquier cosa que les preguntes te las contesta. Eso mismo hacemos aquí en el restaurante, siempre tener una sonrisa.

-¿Cómo cree que vaya a ser el Vallarta del futuro?

-No sé cómo contestarte eso, desconozco como estén los proyectos de desarrollo. Solo espero que las cosas mejoren. Ojalá y un día quiten los camiones por el área del torito. Es digno que si somos una ciudad de primer mundo tengamos camiones tercermundistas.

Felix Reno

Félix Reno Pérez Ponce, hijo de Don Félix Pérez Castillón es quién hereda la dirección de “El Torito Sports Bar & BBQ House”. Comenta que “la adaptación de los tiempos tan cambiantes ha dado un beneficio notorio” a la marca. A su sentir, ha sido horrado por la encomienda que su padre le ha dejado, poniéndolo en un contexto comprometedor y no fallere a su consejo, clientes y valores. Acompañado de la mano de su novia, Abigail Peña, decidieron emprender una nueva aventura y abrir próximamente un segundo local del tradicional Torito Sports Bar, esta vez ubicados en el Malecón de la Marina.

-¿Cómo te sientes con la gran responsabilidad de ser la cabeza de “El Torito”?

-Primero que nada, agradecido por la confianza que me brinda mi papá (Don Félix Pérez) al momento de cederme la dirección del restaurante y también comprometido con el quedarle bien en cuanto a seguir con el mismo consejo, los mismos clientes, valores, etc.

-¿Ha servido la innovación?

-En cuanto a la adaptación de los tiempos tan cambiantes sí, ya que inició cuando a Vallarta se le conocía que estaba en la época dorada. Con el paso de los años nos fuimos dando cuenta de los cambios que presentaban los mercados y como podíamos igualarlos. Nos adaptamos también a las demandas de los clientes y al surgimiento de la competencia. Siento que hemos hecho un gran trabajo, ya que se ha visto que la marca se ha beneficiadobastante.

Sin ningún titubeo y seguro de lo que dice. Reno Pérez ha apostado muchas horas de esfuerzo y trabajo por ver crecer el sueño que comparte con su padre. Siempre ha tenido la firme idea de que el servicio y la atención es lo que hacen que los clientes regresen, para ello pondrá en práctica la misma línea de trato al comensal que siguen el primer restaurante. Sonrisas para el cliente  y hacer sentir que el negocio es de ellos.

-¿El restaurante tiene la misma esencia desde sus inicios?

-Tiene exactamente lo mismo si hablamos de valores, en cuanto a el por qué el torito ha sido un éxito y ha estado en el gusto de muchas personas, creemos sin duda que es el trabajo duro, que nuestro cliente sea siempre el primero y primordial. Es sumamente importante, para nosotros, darle una atención digna a nuestros comensales y un servicio de calidad. En ese aspecto siempre hemos seguido la misma línea.

-¿Han integrado nuevos platillos al menú desde su apertura?

-Se han hecho modificaciones y hemos quitado algunos. Implementamos platillos nuevos pero siempre tenemos costillitas.

-¿Cuál crees que sea lo que engancha a los clientes?

-La atención que les damos. El hacerlos sentir en casa, agusto, relajados y que son la prioridad para nosotros y esa manera de atenderlos y consentirlos. Hacerles saber que el negocio es de ellos totalmente.

-¿Por qué abrir un segundo restaurante?

-Son varios factores. Uno pudiera ser que muchos clientes nos han pedido que los expandamos a la zona norte de la ciudad, a Marina o Nuevo Vallarta. Se nos dio la oportunidad de hacerlo aquí en Marina y lo decidimos al momento. También queremos, día con día,  que más gente conozca y pruebe nuestras costillitas. Para la apertura de este nuevo local, ha sido de mucho apoyo y trabajo en equipo par inclusión y participación de mi novia, Abigail Peña. Nos motivó a apostarle a un nuevo espacio y sin dudarlo nos aventamos a la aventura.

Con un vaso de agua en su mano y respaldado por novia, asegura que este nuevo proyecto traerá muchos buenos sabores de boca a su vida. Esta vez decidieron dejar abierto el local para que se pudiera observar el atardecer que ofrece el mulle de La Marina, en vez de hacerlo un lugar cerrado como en el Viejo Vallarta. Un ambiente relajado pero con mucha emoción es lo que se ofrecerá en la próxima apertura.

Nota completa click aqui...

Síguenos en nuestras redes sociales y comparte:
Facebook
Facebook
Google+
Google+
http://www.tribunadelabahia.com.mx/felix-reno-perez-legado-gastronomico-sport-bar-se-extiende/
YouTube
Instagram
error: Contenido con derechos de autor