Input your search keywords and press Enter.

El Opinador Anti-huachicol

Es un hecho, la cruzada del presidente Andrés Manuel López Obrador contra el robo de combustible es un acierto, como también es un hecho que la estrategia con la que se comenzó esta cruzada está muy lejos de ser un acierto. Si bien a Puerto Vallarta no llegó el desabasto, sí lo hizo en Guadalajara, los tapatíos hasta ayer martes seguían teniendo que hacer kilométricas filas esperando obtener unos litros de combustible para su automóvil, lo mismo sucedió en ciudades como Morelia, León y en la mismísima Ciudad de México, Ciudades en donde la molestia de millones de ciudadanos fue más que evidente, mientras tanto el Gobierno Federal pedía paciencia, compresión e incluso apoyo al Presidente en su cruzada anti-huachicol.

 

El robo de combustible en las redes de PEMEX creció de acuerdo a cifras proporcionadas por Petróleos Mexicanos en un 790% solamente durante el sexenio de Enrique Peña Nieto, sexenio empapado de corrupción e impunidad en donde el Huachicoleo llegó a su pico y que representó el caldo de cultivo perfecto para que prosperaran cientos de grupos criminales dedicados a este muy redituable ilícito representando pérdidas de $60,000,000.00 al estado mexicano, por esta razón creo que nadie en su más sano juicio puede argumentar que combatir el “Huachicoleo” es una pérdida de tiempo, ya que es un asunto incluso de seguridad nacional.

Edición impresa digital aquí