Editorial Ya se resiente

Por más que se diga que la depreciación del peso frente al dólar no afecta la economía familiar, tarde o temprano se resiente en los bolsillos de los mexicanos la devaluación de los últimos meses.
De pasar de los 13 pesos a los 19, se habla prácticamente de un 50% de depreciación del peso, lo cual ha impactado brutalmente en la economía familiar, en las compras diarias que se realizan, además de diversos servicios que también se han visto afectados por esta devaluación.
Un recorrido de Tribuna de la Bahía por diversos locales de venta de frutas y verduras, es un fiel testigo a la afectación de la economía familia, bajando drásticamente las ventas, ya que muchos de los productos que se venden son de importación, por lo cual sus precios se han disparado y en algunos casos se les ha incrementado en más del doble el precio, de acuerdo al relato de los mismos dueños de los locales comerciales.
El presunto beneficio económico por el repunte del turismo, no es algo que realmente beneficie al trabajador o a la economía familiar. Podría ser cierto que al turista se le hace más atractivo por el mayor valor de su moneda, pero tiene un mínimo impacto positivo en la economía familiar. Quizás en la macro economía el país pueda lograr algunos millones de pesos “de más” por la devaluación, pero eso no tiene ningún impacto en la micro economía.
No se tendrá un mayor poder adquisitivo. Al contrario, se irá menguando por los incrementos en los precios de la canasta básica y de artículos de primera necesidad, que cada día se alejan más de las manos y las bolsas de los trabajadores, que con impotencia ven que día a día alcanza menos el dinero.

Nota completa click aqui...

Síguenos en nuestras redes sociales y comparte:
Facebook
Facebook
Google+
Google+
http://www.tribunadelabahia.com.mx/editorial-ya-se-resiente/
YouTube
Instagram
error: Contenido con derechos de autor