Editorial Trata de persona

La trata de personas, comercio de personas o tráfico de personas es el comercio ilegal de seres humanos con propósitos de esclavitud laboral, mental, reproductiva, explotación sexual, trabajos forzados, extracción de órganos, o cualquier forma moderna de esclavitud contra la voluntad y el bienestar del ser humano.

Es un delito internacional de lesa humanidad y viola los derechos humanos de la persona. También, se lo denomina la esclavitud del siglo XXI. Es una violación a los derechos humanos que atenta contra la libertad y la dignidad de las víctimas consagrados en la carta magna. Esto envuelve la capitulación y el transporte ilegal de humanos.

El Protocolo de las Naciones Unidas para Prevenir, Reprimir y Sancionar la Trata de Personas, Especialmente Mujeres y Niños (más conocido como Protocolo contra la trata de personas) fue adoptado en Palermo Italia en el 2000, y es un acuerdo internacional adjunto a la Convención de las Naciones Unidas contra la Delincuencia Organizada Transnacional. El Protocolo contra la trata de personas es uno de los tres protocolos aplicados para complementar la Convención. El fin del acuerdo es favorecer mediante la cooperación internacional, las investigaciones y procedimientos penales a cargo de los criminales dedicados a la trata de personas. Un primer objetivo es la intención de proteger y asistir las víctimas de tales crímenes en el pleno respeto de los derechos humanos. Se trata del primer instrumento a nivel global para combatir la trata de seres humanos y el único hasta ahora que atribuye una definición universal de éste fenómeno.

Puerto Vallarta, desgraciadamente no es ajeno a este flagelo; quizás es más común de lo que nos imaginamos.

La “pool party”, donde se rescataron a más de una treintena de jovencitas menor de edad, no es una reunión esporádica, sino que son más comunes, pero donde incluyen juegos sexuales, fotografías y videos que jovencitas desnudas.

Es necesario reconocer el problema que se presenta en Vallarta y actuar en contra de esta situación, para evitar que bandas internacionales de delincuentes se lleven, vendan o esclavicen a la juventud de Vallarta y Bahía de Banderas.

Es obligado luchar en contra de esta situación y tratar de erradicar esta práctica en nuestras calles.

Nota completa click aqui...

Síguenos en nuestras redes sociales y comparte:
Facebook
Facebook
Google+
Google+
http://www.tribunadelabahia.com.mx/editorial-trata-de-persona/
YouTube
Instagram
error: Contenido con derechos de autor