Input your search keywords and press Enter.

Editorial Presión e indiferencia

Maestros y padres de familia, exigen y presionan a las autoridades para que se cumpla con compromisos económicos hacia el gremio magisterial, sin embargo a las autoridades al parecer no les aflige esta situación y “aguantan” las manifestaciones que se realizan exigiendo los pagos atrasados.

Ayer, parte del magisterio a nivel estatal, bloquearon pacíficamente las instalaciones de la DRSE en diferentes municipios, en protesta por la falta de pago de salarios y otras prestaciones a más de 400 maestros de todo el estado.

Hay que reconocer que en esta ocasión, la Sección 16 del SNTE no hizo paro de labores, por lo cual todas las escuelas del estado tuvieron sus actividades con normalidad, únicamente fueron algunos profesores que se plantaron en las instalaciones de la DRSE y no permitieron la entrada a personas ajenas a la dependencia estatal.

Prácticamente a la misma hora, padres de familia de la escuela 24 de Octubre, en Las Juntas, cerraban el plantel, debido a que desde hace más de un año, ellos se han encargo de pagar a un profesor, para que imparta clases como maestro sustituto, ante la falta de pago de parte de las autoridades.

Este tipo de problemas en el sector educativo, no deberían de existir. No es posible que desde hace más de un año la autoridad educativa no tenga la capacidad para pagar un maestro sustituto y le deje ese cargo a los padres de familia, quienes se sacrifican para que sus hijos no se queden sin sus clases, pero después de un año de hacerse cargo, ya dijeron basta y exigen a las autoridades que resuelvan la problemática o seguirán cerrando el plantel.

Sigue corriendo el tiempo desde que inició el ciclo escolar y la autoridad no puede resolver la problemática de falta de pagos. Hace algunos años, el empresario Alejandro Martí le dijo a las autoridades una frase demoledora, al cuestionar su incapacidad para frenar la escalada de violencia en el país: “¡Si no pueden, renuncien!” Esa misma frase puede usarse en este asunto, sin ningún problema.

Edición impresa digital aquí