Editorial Otra vez

Una vez más. De nuevo problemas entre el gobierno del estado y Uber, algo que ya no es nuevo, pero sí incómodo.

Desde que inició el servicio en la Zona Metropolitana de Guadalajara y posteriormente en Vallarta, ha habido problemas y “reconciliaciones” entre la empresa privada y el gobierno encabezado por Aristóteles Sandoval.

No fue fácil la llegada de Uber a nuestro estado, incluso hubo violencia; hubo golpes, hubo carros quemados, pero al final de cuentas se demostró que taxistas y Empresas de Redes de Transporte (ETR) pueden trabajar, sino en armonía, al menos sin enfrentarse en pleitos violentos. Hay trabajo para todos.

En Puerto Vallarta, aunque hubo algo de violencia, fue más “tersa” la relación entre taxistas y Uber’s, quizás porque se entendió que la ciudad es un destino turístico y un pleito por el pasaje, podría afectar seriamente al destino.

Sin embargo, a estas alturas, siguen los pleitos, pero no entre los taxistas y Uber, sino entre esta última y el gobierno del estado, al grado que la ETR se mantiene trabajando con un amparo en Puerto Vallarta.

Quizás por este amparo, el gobierno del estado ha bloqueado el registro de socios conductores. Ni siquiera se les permite iniciar el trámite debido a que las autoridades solicitan requisitos que no están contemplados dentro de la Ley de Movilidad y Transporte del Estado de Jalisco y su Reglamento”.

Se acusa directamente a la Secretaría de Movilidad ser la culpable de este bloqueo.

La empresa se queja que para iniciar el registro exigen contar con un mapa de la Ciudad o una Guía Roji, tener instalada en el auto una silla para bebés en todo momento, así como proporcionar un documento expedido por la empresa ERT, en este caso de Uber, en donde le otorga el servicio de geolocalización

“Y entregar capturas de pantalla del perfil del conductor en el app y un resumen de sus ganancias, aún cuando no existe justificación alguna legal, o de otra naturaleza, para solicitar dicha información personal sensible, entre otros”, detalló la empresa.

¿Por qué tiene que pedir el gobierno del estado las ganancias de los socios? Es una información delicada que no es necesaria para que el conductor sea integrado al mencionado padrón.

Actualmente Uber cuenta con una suspensión definitiva otorgada por un Juez federal el pasado 8 de junio, la cual le permite continuar operando en todo el Estado de Jalisco, incluyendo Puerto Vallarta.

Es importante destacar que en el primer trimestre del año, Uber aportó alrededor de 15 millones al Estado, los cuales corresponden al 1.5 por ciento de los ingresos realizados en cada viaje, mientras que en el global han sumado 70 millones de pesos.

Es obligado que el gobierno del estado haga un esfuerzo para concluir con este diferendo y llegar a un acuerdo con las ETR para el bien de Puerto Vallarta y del estado de Jalisco.

Nota completa click aqui...

Síguenos en nuestras redes sociales y comparte:
Facebook
Facebook
Google+
Google+
http://www.tribunadelabahia.com.mx/editorial-otra-vez/
YouTube
Instagram
error: Contenido con derechos de autor