Editorial Ley de Seguridad Interior

 

Tal vez cuando esté leyendo estas líneas, el senador de la República haya avalado la nueva Ley de Seguridad Interior, ordenamiento que ha despertado un sinnúmero de opiniones en contra, encabezadas nada menos que por el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

Es una pena, que el Senado no haya estado a la altura y no hayan debatido realmente una ley de este calado, que podría afectar de sobremanera los derechos humanos de la mayoría de los mexicano, algo que no solo lo dicen organizaciones locales, sino que decenas de organismos internacionales con amplio experiencia en el tema de los Derechos Humanos, han advertido que si se autoriza dicha Ley (lo cual tal vez ya se dio), sería un gran retroceso en material de libertades en nuestro país.

En un hecho sin precedente, los mandos de diversas áreas relacionadas con las garantías fundamentales de la ONU emitieron un posicionamiento conjunto para criticar esta ley -que regularizaría la presencia del Ejército y la Marina en labores de seguridad interior-, pues recordaron que la experiencia de la última década demuestra que la presencia de las fuerzas armadas en la calle ha dejado una sistemática y generalizada serie de abusos traducida en ejecuciones extrajudiciales, desapariciones forzadas y tortura, la mayoría de las cuales se han mantenido en la impunidad.

El documento es firmado por los expertos de los grupos de trabajo sobre Desapariciones Forzadas o Involuntarias y sobre la Detención Arbitraria; así como por los relatores especiales sobre el derecho a la privacidad, Joe Cannataci; sobre la situación de los defensores de los derechos humanos, Michel Forst;  sobre ejecuciones extrajudiciales, sumarias o arbitrarias, Agnès Callamard; sobre la promoción de la verdad, la justica, la reparación y las garantías de no repetición, Pablo de Greiff; y sobre la promoción y protección del derecho a la libertad de opinión y de expresión, David Kaye.

Tantas voces calificadas no pueden estar equivocadas. Es mucha soberbia de nuestros senadores que aprobaron (o están por aprobar) esta ley, decir que las voces críticas no conocen del tema y ellos son los expertos en la materia.

Es una lástima que la tribuna del Senado no sea utilizada para debatir este tipo de ordenamientos.

Nota completa click aqui...

Síguenos en nuestras redes sociales y comparte:
Facebook
Facebook
Google+
Google+
http://www.tribunadelabahia.com.mx/editorial-ley-seguridad-interior/
YouTube
Instagram
error: Contenido con derechos de autor