Editorial Ir hasta el fondo

El escalofriante caso de los más de 250 cadáveres deambulando por las calles de la Zona Metropolitana ha conmocionado a la opinión pública, pero sobre todo a aquellas personas que tienen algún conocido o algún familiar desaparecido, quienes han manifestado su indignación por el trato de los cuerpos. El gobernador del estado, Aristóteles Sandoval, tomó cartas en el asunto y en dos días removió de sus cargo al titular del Instituto Jalisciense de de Ciencias Florenses y al Fiscal General del estado, por el pésimo manejo que realizaron ante esta emergencia que se vive en el estado, colocando al estado con un récord histórico de homicidios dolosos.

Según registros del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública y cifras compiladas por la Agencia Reforma, en lo que va del año suman ya mil 533 víctimas de asesinato. Aun con más de tres meses para finalizar el año, faltan 19 víctimas para llegar a las mil 552 personas asesinadas durante todo 2017, que había sido considerado el año más violento desde que la Federación inició con los registros en 1997.

Se espera que las investigaciones de este escalofriante caso, vayan hasta el fondo y se castigue severamente al o a los culpables de semejante crisis. No basta con un despido completamente justificado, la ciudadanía espera que se castigue con severidad el no poder actuar con mayor inteligencia y con mayor humanidad, ya que es por demás cuestionable que se le dé un trato así a estos cuerpos que fueron víctimas de una violencia descarnada que no ha sabido frenar el gobierno.

Nota completa click aqui...

Síguenos en nuestras redes sociales y comparte:
Facebook
Facebook
YouTube
Instagram
error: Contenido con derechos de autor