Editorial Hay que hacer algo…

 

 

A través de estas páginas se ha publicado horrendos accidentes de motociclistas que han dejado decenas de víctimas a consecuencia de los mismos, pero también hemos publicado en la necesidad de hacer algo para evitar este tipo de encontronazos que han enlutado muchos hogares vallartenses.

No es tan simple acusar a alguien en específico de estos accidentes. No se puede ser tan simplista de decir que los culpables son los conductores, o los elementos de tránsito o los padres de familia, es algo aún más complejo.

Es cierto que la imprudencia de manejar, en muchas ocasiones, a exceso de velocidad, sin equipo de protección y sin tener la pericia necesaria para hacerlo, es la principal causa de un accidente fatal, pero si existiera una tolerancia cero para los conductores de motocicletas que circulan sin el debido equipo de protección, sin duda que esto reduciría considerablemente la muerte en estos accidentes.

Si el conductor de una moto sabe que se le recogerá su vehículo al circular sin su respectivo equipo de protección, la gran mayoría se la pensaría dos veces antes de circular imprudentemente.

De igual manera, si un padre de familia no da las facilidades para que un menor de edad circule en una moto, también ayudaría a reducir la cifra roja.

Es tiempo que se haga algo al respecto.

Autoridades y sociedad civil debe poner su granito de arena para que las calles de Puerto Vallarta sea más segura para motociclistas, ciclistas, automovilistas, peatones, todos que usan las calles de la ciudad.

Ya es hora que realicen programas y campañas de concientización para detener este baño de sangre. No pasa ningún día sin noticias de accidentes brutales. Es plausible el trabajo que empezó la Policía Federal (PF), al dar tres distintas charlas y capacitación denominada “Monitores Viales” a más de 60 conductores de motos, que posteriormente se tradujeron en exámenes prácticos, con el objetivo de brindarles información que les puede ser de utilidad para bajar la estadística de que diariamente se registran de dos a tres accidentes de manera leve, y semanalmente de cinco a siete de consideración.

Este es granito de arena. Ahora le toca a la autoridad estatal, a la municipal y a la sociedad civil poner también su granito de arena y que impacte positivamente en las calles, que la noticia sea que descendieron drásticamente los accidentes en motocicleta y que muy pronto se volverá más seguro circular por las calles de Puerto Vallarta.

Nota completa click aqui...

Síguenos en nuestras redes sociales y comparte:
Facebook
Facebook
Google+
Google+
http://www.tribunadelabahia.com.mx/editorial-hay-que-hacer-algo/
YouTube
Instagram
error: Contenido con derechos de autor