Editorial Espeluznante

 

 

Para la mayoría de las personas el macabro asesinato de tres estudiantes de cine a manos del crimen organizado, sigue siendo una sinrazón que estremece y no deja de impresionar por su saña y por su desprecio a la vida de un ser humano.

Ayer, el mismo secretario de Gobernación, encabezó una rueda de prensa para dar a conocer que se detuvo a un tercer sujeto, relacionado con la tortura, el asesinato y la disolución en ácido de los estudiantes de cine de Guadalajara, crimen que impacto a nivel nacional e internacional.

Sin embargo, las pesquisas que se han realizado en torno a este atroz crimen, ha llegado a la conclusión en el lugar se encontraron indicios de al menos doce personas fueron disueltos en ácido en ese lugar, lo cual es doblemente impactante.

¿Cuántos jóvenes, mujeres, adultos han muertos y se han disuelto en ácido sin que la autoridad esté informada? Deja sin palabras pensar que cientos (tal vez miles), se desaparecidos en el país, jamás podrán ser encontrados porque tal vez ya están disueltos y nunca se sabrá su paradero ni las causas de su desaparición.

Este caso que ha impactado a la opinión pública, debe esclarecerse hasta las últimas consecuencias y, principalmente, debe estar sustentado científicamente sus resultados, dónde se demuestre fehacientemente las conclusiones, además de garantizar que esto no vuelva a pasar, que esta barbarie no se repita y a lo largo de algún tiempo se normalice y no nos asombre tanta maldad, tanto desprecio hacia la vida humanda.

Nota completa click aqui...

Síguenos en nuestras redes sociales y comparte:
Facebook
Facebook
YouTube
Instagram
error: Contenido con derechos de autor