Input your search keywords and press Enter.

Editorial / Doblan al Ayuntamiento

 

Pese a su intención de no dar ninguna respuesta positiva al proyecto denominado Ameyalco, enclavado en plena montaña de la región, el Ayuntamiento tuvo que doblar las manos y obedecer la sentencia del Tribunal Administrativo, que ordenaba otorgarles el visto bueno ambiental para poder seguir con sus trámites para la polémica construcción.

Luego de tres meses y medio de que cinco regidores firmaran un exhorto al titular de Ecología para que emitiera un visto bueno ambiental municipal para el proyecto Ameyalco, este finalmente fue entregado a los promoventes el jueves de la semana pasada, por lo que representantes legales, retiraron la denuncia penal contra Juan José Navarro Amaral, titular de Ecología, dieron conocer fuentes oficiales.

El titular de la subdirección de Ecología, aseguró que se cumplió la sentencia a la que fue condenado el Ayuntamiento por el Tribunal Administrativo, sin embargo asegura que esto no significa que se esté entregado ningún permiso de construcción, aunado a que se mantiene la postura en contra de este proyecto en la montaña.

Desgraciadamente, al tener ya avales del gobierno federal, no se descartaría que a base de amparos y/u órdenes del Tribunal, Ameyalco inicie su construcción en lo alto de la montaña, afectando gravemente el medio ambiente de la zona.

Hace unos días, el Fondo Nacional para el Turismo (Fonatur), avaló un gran ecocidio en Cancún, a favor de la construcción de un gra hotel, desoyendo el reclamo de la ciudadanía y de Greenpeace, a pesar de su evidente afectación a un estero y su manglar milenario. Pese a las pruebas documentadas, la dependencia del gobierno federal, no tuvo el empacho en decir que en la zona ¡no existía ni estero ni mangle!, dejando en entredicho a dicha dependencia federal.

Si Puerto Vallarta recibe un “apoyo” de esta misma magnitud en contra de la montaña, sería devastador y, sobre todo, sería una muestra que el poder económico puede aún más que el poder de la razón.

Edición impresa digital aquí