Editorial Detengan el daño al Ameca

 

 

La extracción de material pétreo en el río Ameca, desgraciadamente, no es un problema reciente, es un daño que se le ha causado a este afluente en los últimos 15 años, lo que ha provocado daños en la región, provocado no sólo la desaparición de la vegetación del lugar, la pérdida de humedad sino también daños a la salud de la población por la contaminación atmosférica que ocasionan en su operación.

Durante 15 años, empresas cribadoras han explotado indiscriminadamente el río, extrayendo de su cauce miles de toneladas de material pétreo, afectando al menos 20 mil personas que viven en las orillas de este importante río, violando la ley ambiental ya que operaron sin la autorización de estudios de impacto ambiental.

Hasta la fecha, gracias a un amparo otorgado a los ejidatarios, se logró detener (parcialmente), esta explotación, ya que todavía existe una compañía que sigue trabajando y extrayendo material del río.

De acuerdo a los mismos afectados, esta situación a provocado la desaparición de la mayoría de la vida acuática, los pozos de los agricultores ya no tienen agua, se ha perdido vegetación, hay contaminación del aire y las parcelas de los campesinos ya no tienen humedad, además que en tiempo de lluvias, sus parcelas se ven afectada por inundaciones, lo que provoca una gran pérdida económica para los ejidatarios.

Nota completa click aqui...

Síguenos en nuestras redes sociales y comparte:
Facebook
Facebook
YouTube
Instagram
error: Contenido con derechos de autor