Editorial Cuidar el entorno

Válida la petición de la Federación de Cooperativas Pesqueras y Acuícolas de la Costa Norte de Jalisco a la Profepa para que ponga mano dura a quien o quienes están dañando la Zona de Refugio para la Protección de la Flora y Fauna Marina denominada ‘Los Arcos de Mismaloya’, donde la autoridad ambiental encontró chinchorros.

Desgraciadamente, el uno de estas artes de pesca no son nuevas, son antiquísimas, pero a su vez afectan seriamente la flora y la fauna marítima, al “arrasar” parejo y dañar especies marinas que están protegidas.

Al deslindarse de estas acciones, solicitaron a la Profepa que asuma su trabajo y se castigue a los pescadores que están dañando ésta protegida. “Si (otros pescadores) lo están haciendo en esa zona (pescando) pues deberían de proceder, la autoridad debe proceder, porque al menos los que están en nuestra organización saben y conocen muy saben que es una zona de una reserva ecológica. Saben dónde pueden llevarse a cabo actividades de pesca y donde no”.

Es necesario que la autoridad federal tome artes en el asunto y termine con estas acciones, que ponen en peligro la flora y la fauna de la bahía. Ya ha demostrado Tribuna de la Bahía, en diversas ocasiones, cómo se utilizan chinchorros a lo largo y ancho de esta hermosa bahía, sin que la autoridad tome cartas en el asunto.

Se espera que se note más la mano federal para acabar con estas actividades que tanto dañan al destino.

Nota completa click aqui...

Síguenos en nuestras redes sociales y comparte:
Facebook
Facebook
YouTube
Instagram
error: Contenido con derechos de autor