Editorial Cuidado

 

 

La trifulca que se escenificó en las calles de la ciudad de Guadalajara, debe ser una llamada de atención para Puerto Vallarta.

De acuerdo con la información de la Agencia Reforma, lo que inició como una protesta para pedir al Congreso local que no legalice las redes de transporte privado como Uber y City Drive terminó en un enfrentamiento entre choferes y comerciantes que dejó 47 detenidos, 7 unidades dañadas y varios lesionados, entre ellos un policía.

“Por la mañana, más de mil 800 taxistas, agrupados en seis contingentes, paralizaron durante cinco horas varias calles del centro de la capital, cercanas al Congreso.

“Una comisión fue recibida por legisladores que les informaron que el proceso para dictaminar la ley que pretende regular a los taxis ejecutivos seguirá su curso.

El presidente de la Mesa Directiva, Alejandro Hermosillo, prometió que los reclamos expuestos por los conductores serían remitidos a las comisiones de Movilidad y Asuntos Metropolitanos, donde se está trabajando el dictamen.

“Sin embargo, aclaró que no existe una fecha probable para que la propuesta sea presentada ante el pleno del legislativo para su votación.

Al concluir el encuentro, los representantes de los taxistas externaron que se retiraban insatisfechos.

“No voy contento”, declaró Ramón Aviña, del Sindicato de Trabajadores de Automovilistas de Jalisco.

Juan González León, líder del Sitio 22 Minerva, demandó que le den la oportunidad a los taxis tradicionales de prestar el servicio ejecutivo.

De acuerdo con el Fiscal General del Estado, Eduardo Almaguer, cuando se suponía que los inconformes comenzarían a retirarse, se desató una trifulca en las calles 16 de Septiembre y López Cotilla, a la altura de la Plaza de la Tecnología.

Según las primeras investigaciones, dijo, un taxista fue agredido por un comerciante al parecer inconforme con la protesta, lo que desató la confrontación con palos, botellas, tubos y piedras.

“Uno de los comerciantes o de estos sujetos que comercian fuera de esta plaza, agrede a uno de los taxistas, éste responde, y es cuando se inicia toda esta confrontación. Posteriormente, (comerciantes) suben a la azotea y empiezan a lanzar proyectiles y ladrillos”, detalló.

Tras la disputa, elementos de la Fiscalía intervinieron en la zona para desalojar a los taxistas y a los comerciantes del lugar.

Cuestionado sobre el enfrentamiento, el Gobernador Aristóteles Sandoval externó que la regulación de los taxis ejecutivos es asunto de los legisladores y que las personas que hayan originado la violencia serán sancionados”.

Este enfrentamiento, puede ser reflejo de un hartazgo de la ciudadanía a actitudes soberbias del gremio de taxistas, que al inconformarse con algo realizan bloqueos de avenidas, provocando un serio caos.

La entrada de Uber ha provocado simpatía entre la ciudadanía, a pesar que se pueda considerar una competencia desleal para los taxistas, sin embargo debido a que estos últimos no se han preocupados por dar un servicio de calidad, el usuario al obtenerlo por otro lado, ve con buenos ojos la competencia.

Hasta el momento, no se ha descartado la presencia de Uber en Puerto Vallarta, por lo cual no se debe descartar posibles conflictos en caso que este servicio ponga sus ojos en el puerto.

Primera llamada, primera.

Nota completa click aqui...

Síguenos en nuestras redes sociales y comparte:
Facebook
Facebook
YouTube
Instagram
error: Contenido con derechos de autor