Input your search keywords and press Enter.

Editorial ¡Basta ya!

No es posible que en 20 ocasiones, ladrones hayan ingresado al menos a diez planteles educativos y los hayan robado y, en una ocasión, hasta quemado un aula sin que la autoridad reacciones y pare este tipo de ilícitos que afecta a toda la sociedad.
Si de por sí un robo a una casa habitación o a un negocio es preocupante, que lo hagan en planteles educativos es alarmante e indignante, ya que se afecta a las escuelas de nuestros hijos, que de por sí ya tienen muchas carencias.
Es también imperdonable que la DRSE únicamente tenga el registro de seis robos ¿Acaso los otros son inventos de los medios de comunicación? ¿Acaso los directores de dichos planteles no presentan su denuncia ante las autoridades competentes?
No es posible que saqueen escuelas y no haya denuncias, no haya seguimiento para dar con los delincuentes que, ante la falta de vigilancia, se han envalentonado y retan a la autoridad municipal perpetrando robos más audaces, a sabiendas que no serán detenidos por la falta de elementos policiacos.
Hoy en día, los asaltos a este tipo de planteles preocupan. 20 robos y 10 escuelas afectadas son una cifra demasiado alta. Muy difícil recordar que anteriormente se haya robado tantos planteles educativos en la ciudad.
La autoridad educativa debe exigir. Los padres de familia deben exigir. Los estudiantes también lo deben de hacer. Todos los vallartenses debemos exigir a nuestras autoridades que hagan algo al respecto, que pongan freno a estos asaltos que merman la de pos si ya mermada situación de los planteles educativos, ante la falta de apoyos de los gobiernos federal, estatal y municipal.

Edición impresa digital aquí