Editorial / Área Natural Protegida

Por años, se ha buscado que en Puerto Vallarta, su vasta montaña sea considerada Área Natural Protegida. Por diversas razones, esto no ha sido posible a pesar de la gran importancia que tiene para nuestro municipio.

Al parecer, el gobierno del Estado ya cuenta con un gran avance para hacer la declaratoria estatal de Área Natural Protegida de nuestra hermosa montaña, lo cual vendría dar certidumbre al futuro de la misma.

Sin embargo, es importante entender que significa “Área Natural Protegida”, por lo cual se transcribe a continuación su significado y su alcance:

¿Qué se entiende por “Área Natural Protegida”?

Un Área Natural Protegida (ANP) es una porción de territorio (terrestre o acuático) cuyo fin es conservar la biodiversidad representativa de los ecosistemas para asegurar el equilibrio y la continuidad de los procesos evolutivos y ecológicos y cuyas características no han sido esencialmente modificadas. Estas zonas son manejadas bajo el instrumento político con mayor definición jurídica para la conservación, regulando sus actividades bajo el marco normativo de la Ley General del Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente (LGEEPA), estando sujetas a regímenes especiales de protección, conservación, restauración y desarrollo, según categorías establecidas en la Ley.

¿Cuál es la finalidad del establecimiento de ANP?

Las ANP tienen como fin vigilar que el aprovechamiento de los recursos dentro de la zona se realice de manera sustentable, preservando la flora y fauna particular del ecosistema, permitir y propiciar la investigación y estudio de los ecosistemas con el fin de generar conocimiento y transmitir aquellas prácticas o tecnologías que permitan el aprovechamiento sustentable de los mismos y, a su vez, proteger el entorno de las zonas históricas, arqueológicas y turísticas de valor e importancia cultural y recreativa.

¿Qué tipos de áreas naturales regula nuestra legislación?

Se consideran áreas naturales protegidas: Reservas de la biósfera; Parques nacionales; monumentos naturales; áreas de protección de recursos naturales; áreas de protección de flora y fauna; parques y reservas estatales, así como las demás categorías que establezcan las legislaciones locales; zonas de conservación ecológica municipales, así como las demás categorías que establezcan las legislaciones locales, y áreas destinadas voluntariamente a la conservación.

¿Cómo se dividen y subdividen las ANP para facilitar la identificación y delimitación de las porciones del territorio que la conforman?

Acorde a sus elementos biológicos, físicos y socioeconómicos, la división se llevará a cabo a través de las siguientes zonas y sus respectivas subzonas, de acuerdo a su categoría de manejo:

 

  1. Zonas núcleo:
  2. De protección
  3. De uso restringido
  4. Zonas de amortiguamiento:

 

  1. De preservación
  2. De uso tradicional
  3. De aprovechamiento sustentable
  4. De aprovechamiento sustentable de los ecosistemas
  5. De aprovechamiento especial
  6. De uso público
  7. De asentamientos humanos
  8. De recuperación

¿Se pueden realizar actividades u obras dentro de estas ANP?

La zona o sub-zona dentro de la cual se encuentre algún predio, determina sus limitaciones para ser aprovechado; sin embargo, y atendiendo a estas limitaciones, la Federación, los Estados, el Distrito Federal y los Municipios, en el ámbito de sus respectivas competencias, podrán otorgar a los propietarios, poseedores, organizaciones sociales, públicas o privadas, pueblos indígenas, y demás personas interesadas, concesiones, permisos o autorizaciones para la realización de obras o actividades en las áreas naturales protegidas.

Nota completa click aqui...

Síguenos en nuestras redes sociales y comparte:
Facebook
Facebook
Google+
Google+
http://www.tribunadelabahia.com.mx/editorial-area-natural-protegida/
YouTube
Instagram
error: Contenido con derechos de autor