Editorial Ahogado el niño…

Después del escándalo de los cadáveres en tráileres de Guadalajara, que dio vuelta al mundo, la autoridad estatal parece ser que reacciona y empieza a tomar acciones para revertir semejante error, que, quizás, en otra parte del mundo, le hubiera costado el puesto a decenas de funcionarios públicos, incluyendo al mismo gobernador, quién es el responsable director de toda esta barbarie.

De acuerdo a la nota informativa de la Agencia Reforma, publicada en esta edición, la Secretaría General de Gobierno “informó que en total adquirió 900 gavetas en panteones; 400 en el Municipio de Guadalajara y 500 en El Salto, donde serán inhumados algunos de los cadáveres almacenados en tráileres refrigerantes por el Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses”.

Agrega la información: “la dependencia también informó sobre la adquisición de 150 féretros individuales con el fin de que los cuerpos tengan un trato digno y respetuoso como si la inhumación se realizara por su propia familia”.

La pregunta es ¿Se tuvo que llegar a este punto para que la autoridad hiciera algo al respecto? ¿La ciudadanía tuvo que descubrir los tráileres repletos de cadáveres para que la autoridad reaccionara e hiciera lo que tuvo que haber hecho desde antes de llenar esos tráileres con centenas de cuerpos?

No se explica que el gobernador no haya estado enterado de esta barbarie. En nuestro sistema político, no se toman acciones de ese nivel sin que el gobernador dé el visto bueno, por lo que, a pesar de las acciones tomadas el fin de semana para revertir esta situación, su grado de culpabilidad está latente.

Nota completa click aqui...

Síguenos en nuestras redes sociales y comparte:
Facebook
Facebook
Google+
Google+
http://www.tribunadelabahia.com.mx/editorial-ahogado-el-nino/
YouTube
Instagram
error: Contenido con derechos de autor