Input your search keywords and press Enter.

Despidieron a Doña Raquel, pionera de las cenadurías vallartenses

TRIBUNA DE LA BAHÍA

Puerto Vallarta, Jal.- El jueves pasado se efectuaron los funerales y  misa con los restos mortales de la señora Raquel Macías, en el templo de la Santa Cruz.  Con ella se fue un capítulo importante de la gastronomía popular de Puerto Vallarta, ella fue de las pioneras de las cenadurías en esta región, quien por más de 40 años tuvo su comedor por la calle Leona Vicario, a media cuadra del malecón, deleitando con platillos tan sabrosos como el pozole, tostadas, flautas, enchiladas, gorditas y flanes, tradición que ahora sigue una de sus hijas.

Doña Raquel, como era conocida, nació en Tepic Nayarit, se casó con Ramón Bañuelos Hurtado quien en un accidente murió dejándola muy joven viuda y con sus tres hijas, Lolita, Carmen y Conchita, emigró a este promisorio puerto jalisciense, invitada por su hermana Bertha Gaytán Macías, quien ya tenía años radicando acá y al saber de sus necesidades le envió una camioneta y la instrucción con el chofer de traérsela con todo, corría entonces el año de 1968, se encontró con un pueblo tranquilo de apenas cinco colonias pero a punto de ser elevado a ciudad.

Edición impresa digital aquí