Desinformación

La revolución del siglo XXI es la comunicación. Hoy todos nos podemos comunicar en cuestión de segundos. Pasa algún acontecimiento y podemos ser testigos de ello en tiempo real. Nada nos está vedado, casi cualquier cosa pasa por los bits que circulan a la velocidad de la luz entre nosotros.
Gracias a esto se ha conseguido que la libertad de expresarnos llegue a niveles de los que nunca habíamos gozado. Se puede decir todo, en cualquier momento y ante una audiencia que potencialmente alcanza los cientos de millones de personas. Desde luego que destacar entre este universo de información es difícil, casi imposible, hoy cuando un tema se apropia de la opinión pública decimos que se viraliza, esto es se multiplica como virus, es imparable, avasalla, se expone a millones de personas que siguen multiplicándolo y que al mismo tiempo lo convierte en vacuna, así que como llega se va.
De esta manera información súper trascendente puede alcanzar en un muy breve tiempo a un importante segmento de la humanidad. Información relevante como la muerte de un dignatario, el triunfo de algún atleta o el éxito de un artista se nos expone en la pantalla de nuestros celulares, o en la de nuestra tablet o computadora de manera inmediata. Miles hablan de lo mismo. En el mismo sentido pasa con situaciones intrascendentes pero que seducen a las ciber-masas, como por ejemplo el abuso de un conductor prepotente, la actitud déspota de alguna mujer influyente o la invitación a los XV años de una chica pueblerina.

Nota completa click aqui...

Síguenos en nuestras redes sociales y comparte:
Facebook
Facebook
Google+
Google+
http://www.tribunadelabahia.com.mx/desinformacion/
YouTube
Instagram
error: Contenido con derechos de autor