Desde las Alturas

“Porque aprecio la vida en su justa medida, al amor lo reinvento y al vivir cada instante, y al gozar cada intento, sé que alcanzo lo grande con las alas del alma, desplegadas al viento”.

–Eladia Blazquez.

La gente que nació a partir del Siglo XX tiene una ventaja que no tuvo ninguno de nuestros ancestros: Volar. A partir del descubrimiento de los hermanos Wright, en 1903, el mundo ya nunca volvió a ser el mismo. La navegación aérea acercó a los seres humanos como nada lo había hecho hasta el momento. Hoy, con el abaratamiento de las tarifas aéreas, cualquiera puede echarle un vistazo a la tierra desde el aire.

Así, vemos un ángulo majestuoso de nuestro bello planeta, las montañas y sus nevadas cúspides, los ríos que parecen venas u ondulantes serpientes, los destellos luminosos del mar, el trazo de las costas, el verde cuadriculado de las parcelas y, sin duda, el espectáculo más vibrante que se puede presenciar a 10 mil metros de altura: las ciudades, los asentamientos humanos.

Nota completa click aqui...

Síguenos en nuestras redes sociales y comparte:
Facebook
Facebook
YouTube
Instagram
error: Contenido con derechos de autor