De ese tamaño

 

“Se podrá hacer economía en cualquier circunstancia, pero a los enfermos provéaseles de cuanto les sea necesario”.

–San Juan Bosco.

 

Una característica del pueblo de México es tener un corazón grande, un espíritu solidario que no se encuentra en todos lados. Si alguna vez hubo duda sobre esto, la disipó el espantoso sismo de 1985. Miles y miles de mexicanos salieron a las calles de manera espontánea para apoyar a los afectados, para sepultar a los muertos y rescatar a los heridos. La solidaridad mexicana es real y vibrante.

En esta ocasión, con el temblor de 8.2 grados registrado la noche del jueves 7 de septiembre, y que ha causado, según las cifras disponibles hasta el momento, casi 100 muertos en Oaxaca, Chiapas y Tabasco, la solidaridad también se volcó; numerosas organizaciones han instalado centros de acopio para recolectar provisiones que son enviadas al cerca de un millón de damnificados. Las muestras se multiplican; desde la pulquería en la ciudad de México que ofrece un litro de pulque a quien lleve víveres, hasta la taquilla completa del clásico América – Guadalajara, pasando por quienes organizarán conciertos y eventos; todo, en pro de nuestros hermanos y compatriotas en desgracia. Pero…

Simultáneamente aparecen también voces muy sensatas que manifiestan una inconformidad profunda con estos llamados a la solidaridad; fresca aún la noticia de que los partidos políticos se repartirán, con cargo al erario, la insultante suma de ¡12 mil 500 millones de pesos! (Así lo reportó El Siglo de Torreón 20/08: “El Consejo General del INE aprobó el acuerdo para el financiamiento público de 6 mil 788 millones de pesos, en lo que corresponde al presupuesto federal; sin embargo, a este monto hay que agregar lo que entregarán las 32 entidades federativas, que suman otros 5 mil 800 millones de pesos). Ante esto, hay quienes nos preguntamos: ¿Realmente queremos los mexicanos gastar ese dineral en unos partidos políticos saturados de sanguijuelas que ningún servicio le dan al país? ¿No es más ético, indicado, obligado y justo usar ese recurso (o parte) para ayudar a los mexicanos en desgracia, a nuestro pueblo doliente?

Nota completa click aqui...

Síguenos en nuestras redes sociales y comparte:
Facebook
Facebook
Google+
Google+
http://www.tribunadelabahia.com.mx/de-ese-tamano/
YouTube
Instagram
error: Contenido con derechos de autor