¿Cómo se vive una perdida? Las fases del duelo

Al hablar de una perdida no necesariamente se refiere al fallecimiento de alguien querido, se refiere a cualquier tipo de perdida que una persona pueda llegar a vivir; puede ser económica, laboral, social, material, etc., si bien depende de la personalidad de cada individuo la reacción que llegue a generar en ellos dicha perdida, no se puede dejar de lado que el sujeto requiere vivir un proceso de duelo. Ante el duelo la autora Elisabeth Kubler Ross aportó su teoría gracias a los estudios que realizó sobre las cinco fases que componen el proceso de duelo, las cuales son: negación, ira, negociación, depresión y aceptación.

 

La negación, se caracteriza por generar en la persona una condición de insensibilidad ante lo ocurrido, se observa a las personas en esta etapa haciendo referencia a no poder creer lo que sucede debido a que “la realidad es muy excesiva para su psique” según David Kessler en su libro “Sobre el duelo y el dolor. Elisabeth Kubler – Ross. La realidad se torna increíble y la reacción que llega a presentar es negación a lo sucedido y se trata de evadirlo a toda costa. Se teme no poder continuar ya que de cierta forma la negación ayuda a hacer más digerible la idea de una perdida. Cabe mencionar que es un mecanismo de defensa que tiene el propósito de hacer una perdida más accesible de entender, ya que sería un sentimiento muy negativo y absorberlo de manera directa pudiera llegar a ser muy dañino.

Bajo la ira, el sujeto puede llegar a reaccionar de diferentes maneras y en contra de personas que no tienen culpa alguna. Puede el individuo manifestar coraje hacia la persona que falleció por no cuidarse o contra familiares y amigos por no prevenir la muerte; hasta con ellos mismos por querer hacer algo más y no poder. La culpabilidad juega un papel muy importante ya que se pretende “culpar” a alguien para mitigar el dolor y dirigirlo hacia alguien o algo; viene de la mano la tristeza, el pánico, el dolor y sobretodo la soledad. Vivir sin algún objeto o una persona a quien se está acostumbrado y en cuestión de minutos tener que asimilar que se ha perdido trae una serie de sentimientos con los que requiere cierto tiempo para asimilar y poder continuar.

La negociación es donde se trata de pactar alguna situación para poder llegar a este sentimiento de alivio después de esta perdida. Sin duda ninguna persona desea que alguien se muera y cuando esto se llega a presentar es cuando se tiende a pedir a sus seres supremos ayuda o se hace la persona ciertos acuerdos para equilibrar el balance de las emociones y llegar a un punto intermedio. De manera inconsciente se trata de modificar los hechos como el pensar que hubiese pasado si se hubiera hecho algo diferente, culpar lo que hicieron o dejaron de hacer; hasta que se llega a la conclusión que se ha tenido una perdida.

 

La depresión se observa cuando se logra entender que ha existido una perdida y ahora se enfrenta a cierto nivel de soledad, lo cual por lo regular provoca depresión. Esta etapa es sin duda fundamental ya que es la que permitirá identificar lo que realmente sucede y empezar a vivir de esta nueva forma sin la persona o el objeto perdido, es en donde se enfrenta a sus habilidades de adaptación ante lo que sucedió.

Por último, la aceptación se caracteriza por ser el momento en el que la persona aprende y acepta que lo que ha perdido y que ya no regresara, busca soluciones ante sus sentimientos, en el caso de la pérdida de un ser querido;  se vive con el hecho de que la persona ha fallecido y que no regresara aunque lo pida, aun así, lo acepta y aprende a vivir con esta aceptación. Se continúa con un proceso de reintegración al mundo al que pertenece y hacia las actividades que requiere realizar para continuar con su vida.

Cuando se vive una perdida, estas etapas pueden durar desde días, semanas, meses y hasta años. Como se comentó al principio, esto depende de la personalidad y las habilidades de adaptación de cada ser. Es sano para la persona tomarse el tiempo que necesite para superar cierta perdida y llegar a considerar que en algunas ocasiones requieren de cierto apoyo profesional para poder llevar a cabo sanamente estas etapas y no llegue a afectar su estilo de vida de forma permanente.

 

 

Pisc. Citlalli Ríos

 

 

Nota completa click aqui...

Síguenos en nuestras redes sociales y comparte:
Facebook
Facebook
YouTube
Instagram
error: Contenido con derechos de autor