Editorial / ¿Dónde quedó el estado laico?

 

Es de reconocerse, que la gran mayoría en México, profesa la religión católica. Son una amplia mayoría, sin embargo, la separación Estado-Iglesia está perfectamente marcada en nuestra Constitución, por lo cual el estado Laico es una garantía para aquellas minorías que profesan otra religión o, incluso, no profesan ninguna.

De acuerdo al Artículo 130 de la Constitución Política Mexicana, “el principio histórico de la separación del Estado y las iglesias orienta las normas contenidas en el presente artículo. Las iglesias y demás agrupaciones religiosas se sujetarán a la ley”.

Llama mucho la atención, que ante la llegada del Papa Francisco, el gobierno federal (y los de los estados donde estará el líder religioso), se hayan desbordado a sacar provecho político para lo que debería ser una visita de estado, en primer lugar, y una visita pastoral, pero esta última totalmente ajeno al gobierno, únicamente dirigido a los creyentes, a aquellos que profesan la religión católica.

De acuerdo a una nota publicada en el periódico “El Financiera”, los gobiernos de los estados donde estará el prelado, desembolsarán del erario público al menos 153 millones 650 mil pesos. ¿Algún otro jefe de estado representará un desembolso tan grande para las arcas estatales?

De acuerdo con cifras preliminares, el gobierno de Chiapas desembolsará 100 millones de pesos; el de Chihuahua, 20 millones; el del Estado de México, 9.9 millones, y Michoacán, 22 millones.

A esas cifras, se suma el millón 750 mil pesos que la alcaldía de Morelia gastó en la firma de un contrato para promocionar la visita en la playera del equipo de futbol Monarcas Morelia.

El gobierno que gastará menos será el Estado de México, el cual transparentó las cifras en la página www.papaenedomex.mx.

De acuerdo con la administración de Eruviel Ávila, se gastarán 100 mil pesos en unas casacas rojas con los logotipos oficiales y la leyenda “Estoy para atenderte”, que portará el personal de atención del gobierno estatal.

Asimismo, se canalizarán 3.1 millones de pesos en el alquiler de nueve mil vallas de seguridad; 4.2 millones de pesos en la compra de 1.7 millones de bolsas con agua; 600 mil pesos para pintar diversos grafittis alusivos a la visita papal; 500 mil pesos en la impresión y/o rotulación de mantas, y 1.4 millones en el subsidio del servicio gratuito del Mexibús.

En el caso de Michoacán, la administración de Silvano Aureoles erogará 22 millones de pesos en la habilitación y remozamiento del estadio Venustiano Carranza.

En el caso de Chihuahua, se canalizarán 20 millones de pesos, de los cuales 3.5 millones, de los fondos de los Proyectos Especiales del municipio de Juárez, serán para la renta de vallas metálicas, la compra de cable y la renta de 32 mil sillas plegables.

En Chiapas, de acuerdo con el secretario de Protección Civil de la entidad, Luis Manuel García, la organización de la visita del Papa ascendió a 100 millones de pesos.

Este gasto millonario no se justifica en un estado laico. Estos gastos, en caso de ser justificables, entonces tendrían que aplicarse a todos y cada uno de los líderes de las diferentes religiones que existen, en caso que quisieran visitar nuestro país.

La visita de un jefe de Estado (como lo es Francisco I), no representa tantos gastos durante sus visitas a nuestro país, al sufragar única y exclusivamente los actos protocolarios que se tienen entre ambos mandatarios. En el caso del jefe del Vaticano ¿No debería ser la iglesia que realice todos los gastos relacionados con la cuestión religiosa? ¿No tendría que ser la iglesia católica que organice e invite a sus fieles a acudir a los actos masivos programados en los estados que va a visitar? ¿Por qué el gobierno federal y los gobiernos municipales son quienes gastan millones de pesos para actos completamente religiosos? ¿Dónde está el laicismo del gobierno? ¿Los Testigos de Jehová, los mormones, los cristianos, los protestantes, tendrán el apoyo económico de los gobiernos federal y estatales para sus actos religiosos?

Sólo en nuestro estado, la iglesia de la Luz del Mundo, realiza su convención anual en la ciudad de Guadalajara, y jamás se ha visto que el gobierno del estado, mucho menos el federal, realice erogaciones millonarias para sus eventos religiosos. Quizás podría haber apoyo logístico, que en caso de no haberlo sí sería preocupante.

Regresando al Artículo 130 de nuestra carta Magna, establece que:

  1. b) Las autoridades no intervendrán en la vida interna de las asociaciones religiosas;
  2. c) Los mexicanos podrán ejercer el ministerio de cualquier culto. Los mexicanos así como los extranjeros deberán, para ello, satisfacer los requisitos que señale la ley;
  3. e) Los ministros no podrán asociarse con fines políticos ni realizar proselitismo a favor o en contra de candidato, partido o asociación política alguna. Tampoco podrán en reunión pública, en actos del culto o de propaganda religiosa, ni en publicaciones de carácter religioso, oponerse a las leyes del país o a sus instituciones, ni agraviar, de cualquier forma, los símbolos patrios.

¿Dónde está el estado Laico?

Nota completa click aqui...

Síguenos en nuestras redes sociales y comparte:
Facebook
Facebook
Google+
Google+
http://www.tribunadelabahia.com.mx/3630/
YouTube
Instagram
error: Contenido con derechos de autor